Muchas personas de Mérida y otros pueblos del interior han construido sus casas de verano aquí. Estas casas están a la renta fuera de temporada, de septiembre a junio, con la excepción de Semana Santa.

 

 

De oeste a este en la costa de Yucatán

Hagamos un paseo desde la costa oeste comenzando en Celestún hasta la costa este en El Cuyo.

 

 

El puerto de Celestún, 96 km al oeste de Mérida, lleva décadas siendo uno de los destinos más visitados de Yucatán. Esto se debe a que éste, el extremo poniente de Yucatán, es el hogar de una de las colonias de flamencos rosados más grandes (y más rosados) del mundo, especialmente si visitas de noviembre a marzo. Esto se debe a que el agua salobre (entre dulce y salada) de esta área es el lugar ideal para el desarrollo de los alimentos favoritos de los flamencos, y que son también los que les dan los tonos rojizos más brillantes a sus plumas.


La forma más segura de avistar aves y apreciar la belleza natural que Celestún te ofrece es mediante un un tour en lancha. En la entrada del puerto encontrarás un parador con estacionamiento, baños, tienda y el embarcadero.

 

2404 Celestun Flamingos by andrea myt

El paseo tiene una tarifa fija de $3,000 pesos por lancha, con cupo para hasta seis personas adultas (o cuatro adultos y dos niños); aquí mismo puedes encontrar a otros viajeros dispuestos a compartir el recorrido si tu grupo es más bien pequeño. El tour dura poco más de una hora e incluye la visita a la zona de flamencos, el recorrido por el manglar y el acceso al ojo de agua Baldiosera, un manantial de agua dulce donde puedes nadar.


Hay también operadores de tours que ofrecen el viaje saliendo desde la playa; si viajas con niños pequeños o si prefieres un recorrido más apacible, el parador (saliendo por la ría) posiblemente sea la opción ideal para tu grupo.


Si te ofrecen cualquier tour saliendo de un sitio que no sea el parador turístico, asegúrate de que los guías estén certificados y que el recorrido cumpla con todos los lineamientos de seguridad necesarios. Aun más importante, no permitas que tu grupo caiga en la tentación de acercarse mucho a los flamencos; éstos se asustan con mucha facilidad, y cuando grupos grandes de ellos levantan el vuelo en pánico, suele resultar en aves heridas y muchas largas patas quebradas. Finalmente, siempre sigue las instrucciones de tus guías. 


Cómo llegar a Celestún desde Mérida: En auto, toma la salida a Tetiz desde Periférico y sigue los señalamientos; el viaje durará aproximadamente una hora. En transporte público puedes ir en taxi colectivo (calle 67 x 48 y Av. Primero de Mayo, Centro); el viaje dura aproximadamente 75 minutos, pero no hay horarios fijos de salida. El pasaje cuesta alrededor de $65 pesos.

 

Una colonia de flamencos en Celestún
Ojo de agua natural en Celestún, Yucatán

Sisal

Sisal es un Pueblo Mágico de México, el único en la costa yucateca. Es un puerto de poco más de 1,600 habitantes que recibe a los visitantes con los brazos abiertos, un lugar con grandes atractivos naturales a visitar, cuidar y admirar, opciones de hospedaje y restaurantes para disfrutar un pescado o mariscos frescos. Un refugio de naturaleza, un paraíso de flora y fauna a una hora de Mérida al que buscarás ir cada vez que puedas.

 

Visita la reserva natural con canales, un ojo de agua tan cristalino que será inevitable que te lances de inmediato. Estos pequeños paraísos son aptos para grupos pequeños. Trata con respeto a la naturaleza no usando bloqueadores, ni dejando basura.


En el centro puedes visitar el Fuerte de Santiago, el muelle, la casa del Monifato y la hermosa playa, ideal para caminatas o simplemente pasar un día bajo una sombrilla o palapa. La playa de Sisal es siempre un sitio donde puedes hacer nada y pasarla bien.

 

Sisal, el  Pueblo Mágico en la playa de Yucatán
Muelle de Sisal, el  Pueblo Mágico en la playa de Yucatán
Cañones en  la plaza de Sisal

Chuburná Puerto

Chuburná Puerto se encuentra en el extremo oeste de la carretera costera de Yucatán. El poblado cuenta, desde luego, con un muelle y varios restaurantes, que cobran vida especialmente durante el verano (cuando los locales se transportan al puerto a pasar “la temporada” de julio y agosto) y en el invierno (cuando los extranjeros de latitudes más frías vienen a disfrutar del clima). 


Pero los aspectos más distintivos de Chuburná son sus atributos naturales, como su cercanía con Isla Columpios (sólo accesible por lancha privada o tour), la Carbonera (un pasaje entre la laguna y el mar), y, al extremo poniente del poblado, el Playón Las Dunas, una enorme playa pública ideal para un picnic de día o de noche, o incluso, para los amantes de las escapadas rústicas, para acampar. 


Cómo llegar a Chuburná Puerto desde Mérida: Desde la carretera Mérida - Progreso, toma la desviación hacia Chelem y continúa hacia el poniente hasta llegar a Chuburná. Si vienes desde el poniente de la ciudad, puedes usar la nueva carretera que atraviesa los poblados de Cheumán y Sierra Papacal. 

 

Playón entrada Puerto de Abrigo, Chuburná Puerto
Chuburná Puerto playón
 Chuburná Puerto muelle
Atardecer en Chuburná Puerto

Chelem

Si estás buscando una experiencia auténticamente mexicana en un pueblo limpio y tranquilo de pescadores, Chelem es el lugar. Sin grandes hoteles, enganchadores de tiempo compartido, tráfico y luces brillantes, Chelem es un puerto pintoresco.


Puedes llegar a Chelem en transporte público o en coche rentado. Una vez allí, encontrarás la Plaza Principal, el edificio municipal con sus arcos, la iglesia, un mercado local, muchos restaurantitos con comida a base de pescado y mariscos, y unas playas agradables. Si te quedas en Chelem, verás que se puede caminar a la Plaza y observar la vida diaria de la gente local.


Chelem es un lugar muy popular entre los «snowbirds», la gente que viene de EEUU y Canadá a pasar el invierno. Algo divertido e interesante para hacer en Chelem es visitar la ría en lancha para ver a los flamingos y el ojo de agua con Ecotursimo Ría de Chelem.

 

Progreso de Castro se encuentra a 36 km al norte de Mérida. Una pequeña ciudad costero a lo largo de la costa de Yucatán, famoso por su espléndido muelle, que se extiende graciosamente en las aguas azules del Golfo de México. Este emblemático punto de referencia no solo sirve como un centro vital para el comercio marítimo, sino que también atrae a los viajeros con su encanto. Como el muelle más largo de México, con más de 6.5 kilómetros de longitud, simboliza la importancia histórica de Progreso como una bulliciosa ciudad portuaria.


Al pisar sus costas bañadas por el sol, te recibirá la vibrante energía de esta bulliciosa ciudad portuaria, donde el encanto tradicional mexicano se encuentra con comodidades modernas. Con sus pintorescos malecones tradicional e internacional, bordeados de coloridas tiendas y restaurantes, Progreso invita a los visitantes a pasear por sus playas de arena, disfrutar del cálido sol y deleitarse con exquisitos pescados y mariscos recién capturados, y disfrutar de algo de cultura con el Museo del Meteorito. Perfecto para una excursión de un día o un fin de semana.

 

 

Chicxulub

Este pequeño pueblo pesquero (cuyo nombre se pronuncia chik-shulub) está 7.5 km al este de Progreso. Su nombre se hizo de fama internacional en los últimos años, pues es el poblado más cercano al punto de impacto del meteorito que acabó con los dinosaurios hace unos 65 millones de años. Por lo anterior, el cráter de dicho impacto se conoce internacionalmente como Cráter de Chicxulub.


Aunque el Museo del Cráter de Chicxulub se encuentra en Progreso, aquí encontrarás el Sendero Jurásico, una experiencia interactiva a lo largo de tan sólo unos cuantos metros, abierta únicamente por las tardes. Si la visita se te complica, toma en cuenta que puedes ver las enormes efigies desde el libramiento (la carretera contigua a la ría).


Durante el verano, pocos puertos yucatecos se transforman tanto como Chicxulub: de un poblado tranquilo, éste pasa a ser una extensión de Mérida, con centenares de habitantes temporales (especialmente familias) y decenas de negocios meridanos que buscan brindarles todo tipo de servicios, especialmente en cuanto a alimentos, bebidas y todo tipo de entretenimiento.


Cómo llegar a Chicxulub desde Mérida: Puedes desviarte hacia el este justo antes de llegar a Progreso, o tomar la ruta directa, desviándote desde la carretera Mérida - Motul.

 

 

Uaymitún, San Benito y San Bruno

Uaymitún junto con San Benito y San Bruno son zonas residenciales y no cuentan con poblado.

 

Telchac Puerto

Telchac Puerto es un tranquilo pueblo pesquero de cómo 2,000 habitantes que rapidamente se está abriendo al mundo cambiando y creciendo por segundo.

 

En Telchac Puerto podrás encontrar muchos caminos arenosos y gente moviéndose a pie, en bicicletas, motos y tricitaxis. Puedes planear un pasadía o pasar la noche. Hay una comunidad expat de estadounidenses, canadienses y europeos. Algunos son snowbirds mientras otros viven en la comunidad todo el año.

 

La plaza principal tiene un kiosko al centro y muchos árboles que proveen sombra al igual que un área de ejercicio, mesas de picnic y juegos para niños con columpios y barras. Este es el lugar ideal para mirar pasar a la gente, en especial de las 5 pm en adelante hospedaje en Telchac Puerto.


En cuanto a hospedaje, encontrarás opciones que se ajustan a cualquier presupuesto. Van desde acogedoras casas maya con techos de paja y económicos hostales a hoteles recién construidos de cinco estrellas. También encontrarás varios listados en Airbnb y VRBO, tanto básicos como lujosos.


Algunos restaurantes que nos encantan: Los Tiburones, La Picuda, Sea Friends, Los Cocos, El Angelito, Los Patitos, Bella Mar, Villas del Mar, Sol-Mar, Grand Marina Kinuh, Gangusi, Pescadería Xochi, Coloso de la Costa, Lolos.

 

 

San Crisanto

Apenas 10 km al este de Telchac Puerto encontrarás el puerto de San Crisanto. Aquí, las vocaciones principales son la pesca y el cultivo de coco; tendrás más de una oportunidad de detenerte a probar alguna dulce y original especialidad hecha a base de dicha fruta. 

San Crisanto cuenta con un proyecto sustentable que reúne a los pobladores en actividades turísticas, artesanales y de conservación; parte del mismo consiste en paseos por el manglar en chalanas de pértiga (sin motor) que finalizan con una visita a un ojo de agua dulce ($110 pesos por persona). Ésta es una experiencia muy diferente a otras similares en el estado, no sólo por la naturaleza, sino por la atmósfera de total silencio, relajación y conexión con el ambiente. Para asegurarte de no perdérsela, reserva con anticipación al Tel. 999 926 0236 o 991 105 3710.

Aquí las opciones de hospedaje son menos abundantes, pero sí bastante variadas, con residencias y departamentos de distintos tamaños y presupuestos en plataformas de hospedaje. Para una experiencia de mayor contacto con la naturaleza, pasa el día en el balneario Zac-Ha; hay palapas, baños, regaderas, área de estacionamiento y espacio para acampar (pasadía: $110 pesos por persona, de 9 am a 5 pm; campamento: $180 pesos por persona). También puedes hospedarte en las cabañas ubicadas un kilómetro más adelante, disponibles con previa reservación.


Cómo llegar a San Crisanto desde Mérida: Autobuses del Noreste (calle 67 x 50 y 52, Centro) ofrece salidas a Telchac Puerto, desde donde puedes tomar un taxi colectivo (van). 

 

 

Chabihau

Pequeño pueblo pesquero que cuenta con un puerto de abrigo y algunos restaurantes. Sus playas no son extensas por lo que puedes visitar al este del pueblo 2 lugares: Playa Tortuguita que tiene instalaciones para rentar o Playa Marmota sin instalaciones pero muy hermoso.

 

 

Santa Clara

Santa Clara es tambien un pequeño pueblo pesquero que ofrece tranquilidad a quien lo visite ya que aun no resiente el desarrollo de la gran ciudad. Al entrar desde Chabihau podrás ver a un costado del camino pequeñas charcas rosadas que suelen tener flamencos.

 

 

Dzilam de Bravo

Dzilam de Bravo es el último puerto de la carretera costera que sale de Progreso, un camino de 80 kilómetros que bien vale la pena. Este puerto pesquero, como muchos de la cosa, ofrece también servicios turísticos que bien vale la pena conocer, algunos son únicos de esta área.

 

Vista los espacios naturales de esta área que ofrecen las cooperativas:


Las playas de punta Arena y el Cielito, el Ojo de Agua Xbuya- Ha es un manantial de agua dulce que emerge sobre el mar en donde se puede bañar, el Cenote Elepeten es un manantial de agua dulce en el manglar, las piedras de Chacaltún, es el lugar perfecto para hacer snorkel, tours de pesca, tours para ver flamencos, tours a la laguna de Río Angosto o a visitar las Bocas de Dzilam.

 

Reserva de la Biósfera Ría Lagartos

La Reserva de la Biósfera Ría Lagartos, al nor-oriente del estado, se encuentra reconocida como humedal de importancia especialmente para la conservación de aves acuáticas desde 1986. En esta área, además de encontrarse el agua salada del mar y la dulce del subsuelo, hay zonas de hipersalinidad, donde el agua es hasta cuatro veces más salada que el océano promedio. Esto da pie a un hábitat inmensamente rico, que es hogar de varios cientos de aves tanto residentes como migratorias. Garzas, ibis, pelícanos, espátulas rosas, trogones (parientes del quetzal) y águilas pescadoras son apenas algunas de las especies que podrás ver durante el recorrido, siempre y cuando te embarques al iniciar el día, ya sea desde los puertos de San Felipe o de Río Lagartos. Además, entre marzo y noviembre, es altamente probable que veas grandes parvadas de flamencos rosas, que anidan y se reproducen en esta área. 


Esta área se visita desde los puertos de San Felipe y Río Lagartos; ambos dan a la ría, por lo que no tienen playa como tal: la playa se encuentra a un paseo en lancha de distancia, saliendo desde el malecón de cualquiera de dichos puertos; el más cercano es San Felipe. Recuerda preparar bien tus provisiones, incluyendo abundante agua para tomar y los refrigerios que prefieras, y de no dejar ningún rastro de tu visita cuando ésta termina. Muy importante: dile al lanchero que te lleve a qué hora quieres que regrese por ti. 

 

 

San Felipe

San Felipe se encuentra justo donde inicia la Reserva de la Biósfera de Ría Lagartos. Una de las características del puerto de San Felipe son sus casas de madera pintadas de colores: verás casas rosas, azules, verdes y más colores brillantes del arcoiris; esto hace que sea uno de los poblados más alegres visualmente de todo Yucatán, además de tener una personalidad única, muy distinta a la cosa del resto del estado. Desde aquí puedes hacer un tour de avistamiento de aves y playa, o sólo ir a disfrutar la playa, en lancha desde el malecón. 

 

 

Cancunito

Cancunito es una de las playas vírgenes que sí o sí debes visitar cuando estas en el área de Las Coloradas. Se encuentre entre Río Lagartos y Las Coloradas, quedarás encantando con los paisajes y el color del agua que es turquesa como Cancún.

 

 

Río Lagartos, exactamente al norte de Tizimín, se encuentra más adentro de la pequeña bahía que compone la Ría. Por lo anterior, es zona de manglares y hábitat de numerosas especies. De día puedes hacer también el tour de avistamiento de aves, y de noche, un tour de avistamiento de cocodrilos, los “lagartos” que dan su nombre a la zona. 


Cómo llegar a San Felipe y Río Lagartos desde Mérida: Autobuses del Noreste (calle 67 x 50 y 52, Centro) ofrece salidas tanto a los puertos como a Tizimín, desde donde puedes tomar un taxi colectivo o van. 

 

 

Las Coloradas

Las Coloradas, en Yucatán, es un lugar de ensueño con aguas rosadas y cielo azul. Su paisaje deslumbrante, atrae a turistas de todo el mundo. El color rosado proviene de microorganismos y algas en el agua, debido a la alta concentración de sal. Se recomienda contratar un guía y visitarlo en días soleados para apreciar mejor los tonos rosados. Es importante no nadar en las aguas rosadas para preservar el ecosistema, pero hay playas cercanas con aguas cristalinas. Además, se pueden admirar los montículos de sal y la fábrica de sal, aunque no está abierta al público. Es un destino fascinante que combina naturaleza única y actividades turísticas cautivadoras. Tours disponibles todos los días: a pie, en bici o en safari.

 

El Cuyo

El Cuyo es llamado el tesoro escondido de la costa esmeralda de Yucatán. Puedes encontrar esta encantadora villa de pescadores en la costa noreste de la Península de Yucatán, donde el agua azul turquesa del Caribe se entremezcla con las aguas poco profundas del Golfo de México. Está localizado a sólo dos horas de Cancún y a tres horas y media de la ciudad de Mérida.


El Cuyo es una pequeña comunidad playera donde disfrutarás de un ambiente típico y tranquilo de un puerto que te invita a relajarte y disfrutar la hermosura de la naturaleza. Siendo un área protegida que incorpora una fascinante y única flora y fauna, el Parque Nacional de Río Lagartos es considerada una verdadera joya para los amantes de la paz y la tranquilidad… lejos de sonidos de teléfonos y computadoras.


El faro que está construido sobre los restos de viejas ruinas mayas te da la bienvenida. En la villa habitan cerca de 1500 residentes permanentes que son pescadores dedicados y muchos viven en casas coloridas de madera.


Mientras caminas por la playa estarás fascinado de encontrar numerosas conchas y caracoles de mar que persiguen la corriente hasta la orilla.


La ubicación especial de El Cuyo produce amaneceres que dejan sin aliento y atardeceres sobre la playa. Podrá disfrutar una fogata romántica en la playa, mientras mira hacia un cielo infinito lleno de estrellas.