Muy cerca de Valladolid, a tan solo 8 minutos en dirección a Tizimín, la comunidad de Temozón ofrece a los turistas una experiencia diferente que reúne gastronomía, historia, bellezas naturales y arqueología.

Temozón (“lugar del remolino”), es una comunidad apacible y ampliamente conocida por las carnes ahumadas que se ofrecen en las más de 18 carnicerías instaladas en la calle principal, así como por los muebles finos de cedro que puedes encontrar en las más de 60 carpinterías y mueblerías. La mayoría de estos negocios son familiares y funcionan desde hace varias décadas, conservando y perfeccionando los ingredientes y productos de carne así como las técnicas y diseños en madera.

Si bien el origen de las carnes ahumadas se atribuye a varios oriundos de esta villa hacia 1969, lo que podemos decirte es que el sabor que se obtiene por el marinado, con las recetas secretas que ninguna familia nos va a revelar, y la cocción con carbón que es único. Todos los días desde muy temprano cada negocio adquiere la carne, en su mayoría de una empresa porcícola, y se prepara con los ingredientes secretos para cocerlos al estilo ahumado.

Puedes consumir “poc chuc”, carnes ahumadas y embutidos  en los restaurantes, o bien adquirir para llevar un kilo de carne ahumada normal o picante de $200 a $250 pesos, además de longaniza especial, chorizo de relleno, entre otros productos. Si lo tuyo es la carne, éste es un destino imperdible para visitar en Yucatán. Toma nota, si vas con acompañantes pide una charola de carnes que te costará menos de $300 pesos, rinde para varias personas y podrás probar toda la variedad de productos.

También la vocación maderera hace única a esta comunidad en la que puedes encargar los muebles que necesitas para tu sala o simplemente apreciar los diseños que las manos yucatecas realizan con el cedro.

Estando en el Centro puedes conocer el templo de San Antonio de Padua, y el de San Román edificado en el siglo XVIII, como los principales atractivos. A tan solo 14 kilómetros al norte visita el majestuoso sitio arqueológico de Ek Balam y el cenote X’canché.

En Ek Balam (“lugar del jaguar negro”) puedes disfrutar de la zona arqueológica y subirte a sus pirámides (costo de acceso $193 pesos). Luego podrás refrescarte en las aguas del cenote X’canché (costo $50 pesos) ubicado a 2 km del sitio y al que puedes llegar caminando o en tricitaxi. Este cenote semi-abierto tiene un espejo de agua y puedes bajar por la escalera, y para los más aventureros a rapel. Cuenta con un centro turístico en el que hay baños, vestidores, lockers y otros servicios.

Otro de los atractivos más recientes en Temozón es el parque ecológico de Hubikú ubicado en el km 1.5 Temozón – Tizimín. Por un costo de $200 pesos por persona tienes acceso al cenote, al menú bufete de comida regional, a una degustación en el museo de tequila “Don Tadeo” (con más de 10 sabores), al área de hamacas y a un recorrido por una aldea maya. Abierto todos los días de 9 am a 5 pm. No olvides tomarte tu foto con las letras monumentales en la entrada.

¿Qué esperas para visitar Temozón? Vive la experiencia integral de fascinarte con su gastronomía y bellezas naturales.

Por Violeta H. Cantarell
Fotos Esdras Castillo y Enrique Alejandro

Descarga el mapa de:

Lee más sobre ésta área: