El Cuyo puertoEl Cuyo es llamado el tesoro escondido de la costa esmeralda de Yucatán. Puedes encontrar esta encantadora villa de pescadores en la costa noreste de la Península de Yucatán, donde el agua azul turquesa del Caribe se entremezcla con los aguas poco profundos del Golfo de México. Está localizado a sólo dos horas de Cancún y a tres horas y media de la ciudad de Mérida.

Este paraíso escondido está situado en el Parque Nacional de Río Lagartos, la cual es internacionalmente famosa por los 20,000 flamencos rosados que llegan al área entre enero y septiembre para reproducirse. También es hogar de la tortuga marina la cual visita el área entre junio y agosto y ponen sus huevos en la arena caliente, y de más de 250 diferentes especies de aves que visitan Río Lagartos haciendo de este el mejor lugar para observar aves.

El Cuyo es una pequeña comunidad playera donde disfrutarás de un ambiente típico y tranquilo de un puerto que te invita a relajarte y disfrutar la hermosura de la naturaleza.

Siendo un área protegida que incorpora una fascinante y única flora y fauna, el Parque Nacional de Río Lagartos es considerada una verdadera joya para los amantes de la paz y la tranquilidad… lejos de sonidos de teléfonos y computadoras.

Acercándose a Ría Lagartos encontrarás bosque tropical y palmas reales, plantaciones de coco y majestuosos árboles de la ceiba, el árbol simbólico de Yucatán, que te recordará a restos de eras prehistóricas cuando los dinosaurios aún gobernaban el mundo.

Para llegar a El Cuyo, deberás cruzar el camino sobre el cauce de Ría Lagartos, arriba de una laguna roja donde el color resulta de una alta concentración de sal. Esta laguna separa a El Cuyo de la tierra firme del resto de Yucatán. El faro que está construido sobre los restos de viejas ruinas Mayas te da la bienvenida.

En la villa habitan cerca de 1500 residentes permanentes que son pescadores dedicados y viven en casas coloridas de madera.

Mientras caminas por la playa estarás fascinado de encontrar numerosas conchas y caracoles de mar que persiguen la corriente hasta la orilla.

La ubicación especial de El Cuyo produce amaneceres que dejan sin aliento y atardeceres sobre la playa. Podrá disfrutar una fogata romántica en la playa, mientras mira hacia un cielo infinito lleno de estrellas.

Para llegar a El Cuyo: de Mérida se va a Tizimín, luego Colonia Yucatán, y hacia el norte a El Cuyo.