<span id="hs_cos_wrapper_name" class="hs_cos_wrapper hs_cos_wrapper_meta_field hs_cos_wrapper_type_text" style="" data-hs-cos-general-type="meta_field" data-hs-cos-type="text" >Los “hueseros” o “sobadores” mayas</span>

Los “hueseros” o “sobadores” mayas

21 octubre 2019
/
4 min. de lectura
Compartir

Los Hueseros Mayas, Los “hueseros” o “sobadores” mayas.

En la medicina tradicional maya, mujeres y hombres ponen en práctica la sanación o disminuyen las dolencias del cuerpo mediante distintas técnicas curativas. De éstas, algunas son adquiridas a través de la práctica y la observación; algunas personas las consideran un “don” y muchas otras se transmiten de padres, madres, abuelas y abuelos, hacia los hijos, nietos y sobrinos.

 

Hueseros, sobadores, yerbateros y curanderos mayas

2406 Hierbas medicinales, gel, tinturas para Hueseros y Sobadores por Ely ChavarreaLa práctica de la sanación en la cultura maya es muy antigua; algunas de las disciplinas más relevantes son las que llevan a cabo los hueseros o sobadores mayas, los parteros, sangradores, yerbateros, los J-Me’eno’ob y los curanderos, algunos de los cuales son llamados hechiceros, dependiendo del tipo de curación que realizan. Para llevar a cabo sus curaciones, los médicos tradicionales se apoyan del conocimiento de plantas, mientras que los curanderos recurren a alguna suerte de adivinación.

 

Pero hoy el tema que nos ocupa es el de los “hueseros” o “sobadores”. Muchos de ellos creen que su habilidad es innata y que su vocación es un llamado divino o un don que se les ha dado para que sus manos tengan esa habilidad de sanación y la manipulación física del cuerpo.

 

Qué hace un “sobador” o huesero maya

Confiando en la ayuda divina y en la habilidad de sus manos, los sobadores mayas diagnostican y tratan las lesiones usando una combinación de intuición y experiencia. Los hueseros mayas practican un arte eminentemente manual, caracterizado por la habilidad de las manos para indagar y tener acceso a la información del cuerpo. Los hueseros dicen que sus manos pueden directamente detectar los problemas del cuerpo. Ellos refieren a menudo cómo sus manos sencillamente "conocen" el cuerpo, tanto en la superficie como por debajo de ésta, y que cuando ponen sus manos sobre un cuerpo doliente, las manos actúan por propia cuenta y localizan las áreas con problemas. Los hueseros no "guían" sus manos en torno a una lesión o alrededor de ésta; son las manos las que los guían a ellos.

 

Más aún, insisten en que esta habilidad creció dentro de ellos, y que allí ha permanecido. La empatía corporal revelada a través de las manos es de fundamental importancia para los hueseros mayas, y la mayoría de estos curadores confían únicamente en ella para diagnosticar y tratar los cuerpos enfermos. Su método podría ser descrito como un modo somático de atención, una capacidad del cuerpo para asistir a otros cuerpos, incluyendo los que sufren, a un nivel no consciente.

 

Cómo curan los “hueseros” o “sobadores”

2406 Hierbas medicinales, gel, tinturas para Hueseros y Sobadores por Ely Chavarrea (1)Cuando una persona lesionada visita a un huesero Maya, el huesero en principio hace que el paciente se relaje y le explique el problema que lo aqueja. El huesero se muestra muy interesado por el tipo, la severidad y la antigüedad de la lesión. Los signos corporales visuales, como pueden ser las deformidades, los enrojecimientos, los edemas, y las magulladuras, sugieren el tipo de lesión en cuestión y ayudan a que el huesero la ubique con mayor precisión. El huesero también puede controlar el rango de movimiento del miembro o el torso lesionado del paciente, cuando esto es posible.

 

A continuación, el huesero puede preparar al paciente para palparlo. Para esto, aplicará sobre sus manos, y sobre el cuerpo del enfermo, un agente lubricante y/o que dé calor, como por ejemplo pomada, aceite o crema a base de plantas medicinales. Estas plantas medicinales mayas tradicionalmente se recolectaban del monte, aunque algunos sobadores ya acostumbran a sembrar sus propias plantas en sus patios y acudir a ellos para la preparación de sus ungüentos. Incluso suelen recomendar al paciente algún tipo de té para una mejor sanación. 

 

Los hueseros mayas necesitan que sus manos puedan moverse sin trabas por el cuerpo del paciente, permitiéndoles obtener más información sobre la lesión que deben tratar. El huesero mueve sus manos alrededor de la lesión mientras que presiona suavemente la carne, tratando de ubicar indicios de molestias o dolores. Cuando localiza y palpa los puntos con problemas, sus manos detectan irregularidades y cambios en la tumefacción, la suavidad y la temperatura. 

 

Cómo funciona una “sobada” maya

Una vez identificado, además de sobada, suelen recomendar algunos remedios para desinflamar la parte lesionada, ya sea compresas o algún tipo de té. El efecto de la “sobada” o tratamiento suele ser gradual, e incluso éste podría requerir repetirse en dos o tres ocasiones, dependiendo del tipo de lesión. Los sobadores, recordemos, son médicos tradicionales, y ellos determinan cuándo la lesión ha sido sanada. Es importante mencionar que la medicina tradicional no está peleada con la medicina “moderna” o alópata; incluso cuando el hueso ha sufrido una fractura, por ejemplo, ellos mismos recomiendan acudir con un especialista.

 

Por Anabell Castañeda y Ely Chavarrea.
Fotografías por Valentina Álvarez y Ely Chavarrea.
Publicado por primera vez en la revista Yucatán Today, en octubre de 2009.

 

Lectura recomendada:

- Medicina Tradicional Maya

 
Yucatán Today

Autor: Yucatán Today

Yucatán Today, la compañera del viajero, es un medio bilingüe de información turística sobre destinos, cultura, gastronomía y el qué hacer en Yucatán con 36 años de trayectoria.

¡Recibe en tu correo los últimos artículos y mucho más de lo mejor de Yucatán!



Artículos relacionados