Hola, soy Cassie y tengo la suerte de vivir en Mérida. Soy originaria del Reino Unido pero me mudé aquí con mi esposo y dos niños pequeños en busca de una mejor calidad de vida. ¿Y saben qué? La encontramos. Mérida tiene un ritmo de vida deliciosamente relajado, lo que nos permite pasar más tiempo juntos como familia en comparación con lo que podríamos  hacer en Londres. No hemos dejado de asombrarnos explorando esta increíble ciudad y sus alrededores. Estoy muy emocionada de poder compartir algunos de mis hallazgos favoritos con los lectores de Yucatán Today en los próximos meses.

Mi esposo y yo nos conocimos cuando trabajaba con niños que vivían en las calles de Ruanda. Nos mudamos de Ruanda a Etiopía antes de regresar al Reino Unido.  Lo cierto es que ambos somos muy inquietos y nos cuesta la idea de establecernos en un lugar cuando hay tanto por explorar, y resulta que también nuestros hijos son bastante aventureros. Eso es bueno en realidad, ya que no tienen muchas opciones con padres como nosotros. Nuestros hijos tienen casi seis y cuatro años, así que ya asisten a escuelas en Mérida, pero tratamos de aprovechar nuestro tiempo libre al cien por ciento, explorando todo lo que la ciudad y sus alrededores tienen para ofrecer a familias como nosotros.

Me llevó un tiempo entender como funcionan las opciones de entretenimiento para los niños en esta ciudad. Estábamos acostumbrados a iral parque todos los días después de la escuela, pero no funciona así en Mérida. Los parques y zonas de juegos tienden a cobrar vida más en la tarde, ya que las familias salen después de las 5 pm para pasar el atardecer y la noche con sus hijos.

Hasta el momento, mis parques infantiles favoritos en la ciudad son:

Parque de las Américas

En la Colonia García Ginerés. Este parque se compone de cuatro cuadras individuales; una de ellas es un patio de juegos. A las 5 pm empiezan a funcionar los castillos inflables, sacan los autos eléctricos para renta y aparecen los camiones de comida locales, convirtiendo este parque soñoliento en un verdadero paraíso para los niños.

Parque de la Alemán

Es bastante similar al anterior, con un patio de recreo tradicional, una pista de patinaje y equipo de gimnasio al aire libre. Todas las tardes, desde las 5 pm, se instala un castillo inflable, aparecen los coches eléctricos, se montan estaciones de pintura y se abre una pequeña feria. Los puestos de comida también llegan a la cita, ofreciendo dulces, postres y bocadillos tradicionales de Mérida (como las marquesitas). También hay opciones de helados y algunos restaurantes alrededor del parque.

Parque Kalia

En la colonia Monterreal, ha sido remodelado recientemente. Tiene una moderna pared para escalar y un gran espacio para que los niños puedan jugar, andar en bicicleta y patinar. Si necesitas algo para comer o beber, enfrente se ubica el supermercado Chedraui.

La renta de un carro eléctrico cuesta alrededor de $25 pesos por diez minutos y los precios del castillo inflable varían de acuerdo al tiempo que tu hijo quiera brincar (o al tiempo que quieras se entretengan sin ti) … pero $50 pesos por niño le da tiempo ilimitado.

Editorial por Cassie Pearse
Fotos por Cassie Pearse y Andrea Mier para Yucatán Today