Mercado de Artesanías

Hunucmá, una pintoresca ciudad ubicada camino a Sisal, te recibe con sorpresas arquitectónicas y naturales que te brindarán una experiencia de viaje tranquila y memorable.

Al llegar al Centro, lo primero que llama la atención es un edificio de estilo Neomaya en color azul con blanco que alberga oficinas administrativas municipales. Sus accesos están adornados con una serie de arcos que recuerdan las construcciones arquitectónicas de la Ruta Puuc, y sus hermosos pisos de pasta con formas y composiciones geométricas merecen ser fotografiados.

Hunucmá es una palabra de origen maya que en español significa “solo respondió”. Ubicada a tan solo 40 minutos de Mérida, es una localidad que vale la pena visitar si buscas conocer la cultura maya actual. Tiene acceso a uno de los puertos más hermosos de la costa yucateca, Sisal, así como opciones de ecoturismo y arqueoastronomía.

Como en la mayoría de las poblaciones de Yucatán, en el parque principal se ubica un kiosko, áreas verdes y sillas estilo “tú y yo”. A un costado se impone, contrastando en color amarillo, la iglesia principal y ex convento dedicado a San Francisco de Asís. Construido en el siglo XVI, su atrio es sitio de reunión para los pobladores. En esa misma calle se ubican los paraderos de transporte público (camión y combi) que vienen de Mérida a Hunucmá ($18 pesos) y que salen de Hunucmá a Sisal ($16 pesos).

Otro de los atractivos arquitectónicos es la entrada al mercado de artesanías “Eulogio Rosado”. En fachada color amarillo e interior rojo, destaca su piso en mosaicos bicolores que te transporta a épocas pasadas.  Unas cuadras más adelante puedes recorrer el colorido mercado municipal “Nuestra Sra. de Guadalupe” que se ha extendido con puestos en las calles, ahí puedes encontrar comida, verduras, y más.

Algo muy peculiar es la manera de transportarse dentro de la localidad, en ¡tricitaxis! Algunos tienen techos de lonas de colores, cómodos asientos e incluso música en altavoz. Por tan solo $7 pesos por viaje pueden llevarte por ejemplo a conocer el cenote “El Pocito” o a las fábricas de calzado artesanal, ya que esta ciudad es también identificada por su vocación para elaborar sandalias de hombre y mujer, en piel, cuero y fibra de henequén.

El cenote “El Pocito” o el “de Sergio” (dueño de la casa donde se encuentra) es de tipo cerrado, accedes bajando por una escalera unos metros. Por dentro el agua es baja y tan transparente que puedes ver los peces que ahí crecen. Por $20 pesos puedes refrescarte y cambiarte en la casa de Sergio, quien amablemente te ofrece todas las facilidades que requieras.

En cuanto al calzado, destaca la tienda y fábrica de Moisés Poot,  “Nicté-Ha”, quien junto con su esposa y familia, ambos en silla de ruedas, elaboran bolsas y zapatos para dama y caballero en vistosos colores utilizando la fibra de henequén en modernos diseños.

A 10 minutos rumbo a Ucú se encuentra el parque Hostería & Ecoturismo Sihunchén, con servicio de hospedaje, piscina y alimentos así como actividades guiadas para grupos de la mano de un profesional certificado, José Alberto Mézquita, especializado en avistamiento de aves. Además puedes visitar el sitio arqueológico donde se observa el movimiento del sol durante el año y tours a Sisal, entre otros.

FB: Hostería & Ecoturismo Sihunchén

Transporte: combis saliendo desde el parque de San Juan en Mérida, $18 pesos Mérida-Hunucmá

Editorial por Violeta H. Cantarell
Fotografías por Yucatán Today y Violeta H. Cantarell para uso en Yucatán Today

Descarga el mapa de:

 

Esta entrada también está disponible en: EN