Calles llenas de banderines de colores, voladores brillando por lo alto, niños corriendo y jugando, olor a comida recién hecha, personas bailando y disfrutando la jarana yucateca mientras miles de visitantes siguen uniéndose al festejo: así se vive la Expo Feria Tizimín. Esta feria, la más antigua del sureste mexicano, reúne a locales, visitantes y peregrinos cada año para venerar a los patronos del municipio, los Santos Reyes Magos (Gaspar, Melchor y Baltazar), en el santuario más importante de Latinoamérica en su honor (y el segundo a nivel mundial).

 

El festejo inicia el 28 de diciembre, cuando bajan las imágenes de los tres reyes magos. Dos días después, en el parque principal del municipio, se realiza una magna vaquería a la que asisten alrededor de cinco mil jaraneros para disfrutar la música de las diferentes orquestas invitadas, así como para coronar a la reina de la feria de dicha edición. 

 

TizimínPosteriormente, en la madrugada cerca de las 2 am, sucede la famosa “alborada”. Ésta consiste en trasladar el gran árbol sagrado de los mayas (el ceibo) a la plaza de toros para sembrarlo justo en el centro; todo esto acompañado de cientos de voladores, música, baile y la algarabía de miles de personas que celebran el inicio de la gran feria de Tizimín. 

 

Esta ceremonia tiene como fin usar la alegría y la música para espantar a los malos espíritus, dado que se tiene la creencia que la Xtabay habita en este árbol; con ello se logra que todas las actividades transcurran con normalidad y sin mayor problema. 

 

La fiesta dura aproximadamente 15 días, durante los cuales las visitas de miles de peregrinos a los santos patronos, expuestos en la iglesia de Tizimín, no cesan. Sin embargo, el día 6 de enero es el día principal de los Santos Reyes Magos, lo que genera filas de hasta 5,000 personas con veladoras y ramas de ruda para ingresar a la iglesia y venerarlos. 

 

¿Conoces la rosca de reyes? En México se acostumbra, a inicios de enero, preparar un pan en forma de rosca, decorado con ate (jalea) y fruta cristalizada, así como la misma cubierta de azúcar de los panes que quizá conozcas como “conchas”. En el interior del pan se esconden (normalmente) tres muñequitos; cada año, amigos y familias se reúnen para partir rosca, y quien encuentre un muñequito al momento de servirse deberá invitar los tamales para todos los demás. Desde luego, Tizimín le entra con todo a esta celebración: el mismo día seis se realiza una enorme rosca de reyes que rodea todo el parque principal de la ciudad, y que incluso ha sido galardonada con el Récord Guinness como la rosca más grande de todo el mundo. 

 

La feria de Tizimín no sería posible sin la participación de sus nueve “diputados de feria”. Éstas son las personas encargadas de la organización de la misma, heredando su puesto de generación en generación, lo que lo hace una tradición familiar. Además, cada uno tiene la tarea de realizar una novena en honor a los santos patronos y organizar su correspondiente ceremonia de la “nona” a las 3 am. En ella, como durante la alborada, los asistentes se dan a la tarea de seguir espantando a los espíritus con música y jarana para que la fiesta continúe sin contratiempos. Esto significa que cada noche, durante nueve noches, hay una novena y luego una “nona”, cada una a cargo de uno de los diputados. 

 

 

Si visitas Tizimín cualquier día durante la feria, sin falta encontrarás comida típica, música, gremios, bailes y otros eventos de distintas índoles. Uno de los más esperados es la Expo Feria, realizada en el recinto ferial, la cual inicia desde el 1 de enero y finaliza al mismo tiempo que la Feria de Tizimín

 

El recinto ferial donde se lleva a cabo la Expo Feria de Tizimín cuenta con diversas áreas como la exposición ganadera, el salón internacional (que sirve como restaurante), el área comercial donde diversos comerciantes locales y nacionales venden sus productos (desde ropa y zapatos hasta productos artesanales), la pista de carrera de caballos. Y, finalmente, las dos zonas más visitadas: el área de juegos infantiles y mecánicos y el teatro del pueblo, donde todos los días se presentan espectáculos tanto musicales, cómicos, tradicionales, artísticos y culturales. 

 

Además del salón internacional, hay un área adicional de restaurantes y aperitivos así como regaderas, internet gratis en toda la zona, seguridad las 24 horas del día, baños y estacionamiento; estos dos últimos con un costo extra. El recinto se encuentra abierto de 9 am hasta las 3 am y la entrada es gratuita. 

 

TizimínEste magno evento cultural representa la derrama económica más importante para dicho municipio, logrando beneficiar a miles de familias Tizimileñas, a los hoteleros, restauranteros y demás comerciantes que participan año con año en esta celebración.

 

Finalmente para disfrutar de la feria de una forma más completa, quienes ya hemos vivido la experiencia te recomendamos realizar un circuito empezando muy temprano por la visita al santuario de los Reyes Magos para así poder apreciarlos mejor. Posterior a ello, podrás participar en los gremios y vaquerías realizadas justo enfrente, en el parque principal y centro de la ciudad. A la hora del almuerzo no te puedes ir sin probar el exquisito carnero asado que se vende detrás del tablado y finalizar en el recinto ferial donde, sin duda alguna, encontrarás diversión y música sin fin.  

 

La Feria de Tizimín es el orgullo de sus locales, quienes año con año abren las puertas a miles de visitantes para compartir el festejo, la alegría y sus costumbres con la hospitalidad y calidez que los caracteriza, haciéndonos parte de tan bonita tradición. 

 

Goretty Ramos

 

Por Goretty Ramos
Comunicóloga feminista con delirios de artista y serigrafista. Investigar, aprender y compartir.

 

 

 

Fotografía por el Ayuntamiento de Tizimín y Félix Cutz para su uso en Yucatán Today.

Esta entrada también está disponible en: EN