Celestún es un paraíso ecoturístico de la costa de Yucatán, que te encantará por sus paisajes de cielos despejados, la vida silvestre que ahí habita, sus playas con aguas cristalinas y por ese sabor a mar y libertad que podrás disfrutar.

 

Es el refugio de colonias del hermoso y popular flamenco, puedo asegurarte que verlos todos juntos conviviendo y luciendo sus plumajes de color rosa, teniendo como fondo un cielo azul lleno de nubes blancas, es una de las mejores vistas de la naturaleza que podrás admirar. Además, es hogar de numerosas especies de aves y hasta cocodrilos dentro de lo que se conoce como la Reserva de la Biosfera de Celestún, declarada Patrimonio Mundial desde 1979 y que abarca más de 21 km.

 

Si vienes por pocos días a la península de Yucatán, esta es una parada obligada que funciona bien para pasar un día completo de contacto con la naturaleza, para darse un buen chapuzón en un ojo de agua y luego descansar el resto del día en la playa y comer en alguno de los restaurantes con vista al mar. Es una visita que puede hacerse en familia con niños pequeños, adultos mayores, amigos o en pareja.

 

¿Qué Encontrarás en Celestún?

Uno de los principales atractivos es el recorrido por la ría para ver a los flamencos. En la entrada a este puerto, justo a un costado del puente, hay un parador turístico con estacionamiento, baños, tienda y el embarcadero de lanchas. Ahí puedes contratar el paseo con una tarifa fija de $1,800 pesos y tiene cupo para seis personas adultas (o cuatro adultos y dos niños). En caso de que vayan menos personas, ahí puedes llenar el cupo con los visitantes que lleguen y dividir el costo total. Con boleto en mano te asignarán una lancha, ¿listo para la aventura?

 

El tour dura poco más de una hora e incluye la visita a la zona de flamencos, el recorrido por el manglar y el acceso al ojo de agua.  No está permitido subir alimentos o bebidas, esto como una medida para minimizar la generación de basura y proteger el medio ambiente. El paseo en la lancha es seguro, ya que va a una velocidad moderada y no es necesario el uso de chalecos. Se avanza sobre la ría que es una entrada de mar con poca profundidad, donde el agua dulce y salada se juntan. 

 

Durante el recorrido por la ría, rumbo a ver a los flamencos, puedes apreciar patos, gaviotas, pelícanos y una diversidad de aves que emigran. Si te preguntas cuándo es buen momento para ir a ver a los flamencos, la respuesta es que de diciembre a abril encontrarás la mayor concentración de estas aves, ya que durante estos meses hibernan en la Reserva. Sin embargo, puedes encontrar poblaciones de flamencos en Celestún a lo largo del año.

 

¿Por qué los Flamencos son tan Rosados en Celestún?

La vista de este paraíso es excepcional, una joya en rosa, ya que los flamencos de Celestún son muy rosados debido a las algas (artemia salina) que consumen y al caroteno en el agua. La lancha se acerca lo suficiente para que puedas escucharlos parlotear y convivir, pero respetando las medidas ambientales para protegerlos y no ser invasivos. Probablemente nunca te canses de verlos, pero la travesía apenas comienza.

 

El Ojo de Agua Baldiosera 

Avanzando por la ría llegarás a la Isla de Pájaros, un ecosistema en el que convive una flora única, garzas y muchos más pájaros. Prepárate para tomar fotos únicas. También visitarás una especie de bosque encantado donde se ven manglares rojo, blanco y negro con formaciones caprichosas que te transportarán a un bosque, pero acuático.

 

Para finalizar el recorrido qué te parece refrescarte en el ojo de agua Baldiosera, un pequeño estanque en el que podrás darte un buen chapuzón. El acceso es controlado para mantener las medidas de sana distancia entre los visitantes y podrás quedarte un rato ahí. El trayecto finaliza en el embarcadero, de ahí puedes trasladarte a la playa.

 

Playas Cristalinas y un Buen Pescado

Celestún ofrece también una de las playas más bonitas y limpias que te podrás encontrar. El acceso es libre y de un lado del muelle se rentan palapas completas, especialmente conveniente si vas en grupo o familia. Del otro lado hay varios restaurantes para saciar tu apetito, destaca La Palapa que cuenta con mesas al interior y otras con vista al mar. El menú es amplio para todos los gustos, pero el pescado frito es de las opciones más populares.

 

En la playa hay renta de camastros, banana e incluso paseos con un recorrido similar al que hemos descrito. Quédate ahí lo suficiente para apreciar un hermoso atardecer en tonos rosados y púrpuras como solo Celestún te ofrece.

 

Ubicación

Situado a poco más de 91 km al oeste de Mérida, aproximadamente a una hora y media en coche en una carretera fácil de manejar. También puedes tomar el autobús, en la terminal del Centro de Mérida (Calle 67 x 50 y 52) salen autobuses cada hora desde las 6 am hasta las 8 pm. Otra opción es tomar un tour desde Mérida, varias agencias de viaje manejan recorridos de un día.

 

 

Editorial por Violeta H. Cantarell
Nacida en Mérida, Violeta es una comunicóloga dedicada a escribir y crear contenidos en temas de turismo, moda y emprendimiento. Recientemente incursionó como traductora inglés-español.

 

 

 

Fotografías por Violeta H. Cantarell para su uso en Yucatán Today.

Esta entrada también está disponible en: EN