Es costumbre en toda la costa yucateca, y en general en la Península de Yucatán degustar un delicioso pescado frito. Claro, hay muchas opciones para probar las delicias del mar, pasando por el pescado preparado al mojo de ajo, en “tikin xic” (al carbón) empapelado con hojas de plátano, empanizado, sancochado, al horno, en escabeche, en postas, entre otros más; eso sí, en todos los casos el sazón y sabor son ¡únicos!, ya sea por aderezarse con condimentos de la región o por prepararse con pescado casi recién salido del mar. ¡Tienes que probarlos!

El plato que me cautivó en mis andanzas por la costa es un delicioso boquinete frito servido con cebolla morada, tomate, más tortillas, una buena dosis de chile habanero y una cerveza bien fría, ideal para acompañar y refrescarse del intenso calor. El boquinete es una de las especies más cotizadas entre los comensales por su delicada y deliciosa carne blanca, además se presta para preparar en muchos guisos. Los pescadores suelen atraparlo con arpón o en red, ya que no muerde el anzuelo como muchas otras especies. Si ves en el menú de cualquier restaurante que ofrecen platillos con boquinete, no dudes en probarlo y pedirlo en el guiso que más se te antoje, garantizado un buen sabor de boca y una experiencia gastronómica memorable.

Te sugerimos que antes de pedir una buena orden de pescado frito en cualquier restaurante, pescadería o puesto en la calle, pidas ver el pescado que te van a cocinar para que te asegures que sea lo más fresco posible, observa y ve si tiene un todo rosáceo, brillante y que la carne no se desprenda, que los ojos muestren un color firme, no lo aceptes si tiene pupilas grises.

Otro punto que particularmente me gusta ver y preguntar, sobre todo en las pescaderías y locales en la calle, es cuándo fue la última vez que cambiaron el aceite de la freidora, ya que en muchos de los puestos usan el mismo aceite ¡¡semana tras semana!!

Ya que tienes el pescado frito en tus manos, lo que sigue es degustarlo, para hacerlo te comparto como suelo prepararme un taco de pescado frito: en primer lugar se come con las manos, ¡nada de usar tenedor y cuchillo! Extiende una tortilla en la palma de tu mano y procede a ponerle los trozos de carne, añade cebolla morada al gusto y tomate, exprímele unas gotas de limón, agrega pequeñas rajas de chile y a disfrutar como nunca. Cuando ya hayas comido casi toda la carne, siempre quedan deliciosos trozos pegados al esqueleto, no tengas pena y llévatelo a la boca hasta que parezca un peine… entonces podrás decir que ya sabes cómo se degusta un pescado frito al estilo yucateco.

Espero que estas recomendaciones que he aprendido y compartido te sirvan para saborear con toda tranquilidad uno de los platillos icónicos  de nuestras costas: el pescado frito. Recuerda que lo puedes pedir por kilos o por plato.

¡Buen provecho!

Por Juan Manuel Mier y Terán Calero, Fundador, Yucatán Today