En el escenario del famoso y colorido municipio de Bokobá, puedes apreciar el protagonismo de un par de sillas bañadas en tono amarillo. Las ves a lo largo de los parques y probablemente te preguntarás, ¿cuál es el nombre de este par? y ¿cuál es su historia? Aquí te presentamos porqué son una expresión yucateca tradicional y representativa del mes de febrero, conocido como el mes del amor y la amistad.

Estas sillas son llamadas de varias formas: “Confidentes”, “Tú y Yo”, “De los Enamorados” y en casos más técnicos “Sillas Binarias”.  Una creencia popular, propia del estado, cuenta que un hombre que tenía una hija a la que adoraba y que había empezado a ser pretendida por un muchacho del pueblo. El padre, celoso, les pidió como condición que sólo se vieran en una banca del parque. Ellos aceptaron, sin embargo, el padre se dio cuenta de que en las bancas tradicionales podía existir mucha cercanía física, por lo que decidió crear la “Silla Tú y Yo”, que les permitiría hablar de cerca mirándose a los ojos, pero manteniendo siempre una distancia considerable.

Sin embargo, a pesar de este cuento, el contexto histórico nos relata que las sillas fueron instaladas al ser remodelada la “Plaza de la Independencia” o “ Plaza Grande” de Mérida en 1915. El entonces gobernador yucateco, General Salvador Alvarado, colocó la primera plataforma central octagonal, y con ella nuevos diseños, entre los cuales habían varios pares de estas sillas.

Se piensa que su forma y diseño son inspirados en las llamadas “Butacas Confidentes”, de la época conocida como “El Renacimiento Francés”, pues en ese entonces la abundancia predominaba y la realeza utilizaba las más exquisitas piezas de diseño. Estas butacas eran un tipo de mueble interior que estaba diseñado para tener conversaciones íntimas. Son muy similares a las sillas “Tú y Yo”.

En la actualidad estas sillas son características a lo largo de los parques del Centro Histórico de Mérida. En tu próxima visita a nuestra ciudad, no te olvides de disfrutarlas en cualquier parque y en el Paseo de Montejo, para tomar un buen descanso y un par de “selfies”, mientras platicas con una amistad o tu pareja, pues son ideales para transportarte a un ambiente romántico y muy personal.

Por María Del Carmen Mendoza R. con la colaboración de Jerónimo Ledesma, Coordinador de Subdirección de Turismo, Ayuntamiento de Mérida

 

Las ves a lo largo de los parques de Yucatán.