Palacio Gobierno Murales Castro Pacheco

El arte plástico mexicano cuenta con una figura yucateca destacada, Fernando Castro Pacheco, autor de los 27 murales que se pueden apreciar en el Palacio de Gobierno del Estado de Yucatán (Calle 61 por 60, Centro). Relatan momentos importantes de  la historia de la región, de los mayas y de otros personajes célebres.

Castro Pacheco nació en Mérida en 1918 y falleció en la misma ciudad en 2013.  Con formación en artes plásticas, se desempeñó además como escultor, grabador e ilustrador. Fue director de la Escuela de Escultura, Pintura y Grabado “La Esmeralda”. Participó en lo que se conoce como la Escuela Realista Mexicana, uno de los movimientos más importantes de la plástica en México, posterior al Muralismo,  y en el que destaca por su extraordinario manejo del color, así como de la luz y sombra. Su trabajo ha sido admirado en varias ciudades de Estados Unidos, Japón, Europa y América Latina. Por su gran trayectoria y aportaciones ha recibido innumerables reconocimientos.

Castro Paceco es ampliamente conocido por los murales que realizó por encargo en la década de 1970s y que hoy se muestran en el edificio del Palacio gubernamental al pie de la escalera principal, en el Salón de la Historia, en el Salón de los Retratos y en los corredores superiores e inferiores. Algunos destacados son “Evolución social del hombre en Yucatán”, “La Lucha eterna de México”, “Cosmogonía maya I, II y III”, “El suplicio de Jacinto Canek”, “El triunfo de la República”, “El henequén”, “Venta de indios” y “Guerra de Castas”, entre otros. En ellos puedes observar elementos que plasman el simbolismo maya y las injusticias sociales como la opresión indígena durante el auge del henequén en la entidad yucateca.

Si en tu visita a Mérida no has tenido oportunidad de apreciar estas obras, te sugerimos apartes una mañana para recorrer el edificio y conocer también los retratos de personajes yucatecos destacados por sus aportaciones como Quintana Roo, Benito Juárez, Felipe Carrillo Puerto y Salvador Alvarado, que también realizó Castro Pacheco.

El Museo MACAY (Calle 60 x 61 y 63, Centro, al lado de la Catedral) cuenta con una sala en su nombre como homenaje, en la que se exhiben en forma permanente varias obras.

Fernando Castro Pacheco no dejó de producir obras durante toda su vida y hasta poco antes de su fallecimiento, dejando un legado artístico en dibujos, acuarelas, óleos y esculturas de gran calidad, que sin duda lo convierten en una figura destacada en la plástica mexicana. Aprovecha la oportunidad de conocer las piezas de este gran artista yucateco en tu estancia en Mérida.

Por: Violeta H. Cantarell