Un lugar donde la huella de la historia, los recuerdos, el amor y el dolor se encuentran: eso es un cementerio.

Te contaré un poco sobre el Cementerio General de la Ciudad de Mérida, un lugar que va más allá de ser un camposanto. Este sitio es una muestra de la herencia artística, la influencia extranjera en la ciudad a lo largo de los años y uno de los cementerios más antiguos del país.

En él te encontrarás con obras que abarcan varios estilos arquitectónicos tan diferentes entre ellos, que te sorprenderá como tan fácilmente se adaptan entre sí, creando una amalgama única de belleza artística frente a tus ojos. Entre los estilos que puedes encontrar en el cementerio destacan el neogótico, neoegipcio, neomaya, neoclásico y el art decó.

Fue instituido como cementerio en noviembre de 1821 y, antes de convertirse en la última morada de muchos meridanos ilustres, fue la Hacienda X-Coholté, de la cual aún se conserva la casa principal, un punto importante en el Camino Real a Campeche. La riqueza de sus mausoleos y tumbas hizo que en marzo del 2013 fuera declarado como Patrimonio Cultural del Municipio.

Al llegar al cementerio por la Calle 81-A y 90 (avenida principal del cementerio) del Centro, serás recibido por un arco de estilo neomaya que te dará la bienvenida hacia la Avenida de los Mausoleos. El cementerio está formado por dos avenidas principales: la de los Mausoleos y la de los Sindicatos. En ambas encontrarás no sólo impresionantes obras artísticas, sino también invaluables piezas de la historia de los yucatecos.

Tómate tu tiempo caminando por la avenida, acércate y aprecia los detalles de cada uno de los mausoleos y tumbas que te rodean. Observa como el paso del tiempo ha pasado por las piedras por más de cien años y sin embargo, la belleza y los detalles aún se preservan. En tu camino entre los mausoleos estoy segura que te sentirás inmediata atracción por el mausoleo de la familia Medina Ayora, una edificación impresionante de estilo neogótico que te transportará a través del tiempo.

 

Destaca también la escultura que se encuentra en la parte posterior del mausoleo de la familia Medina Rodríguez. La escultura representa a una mujer moviendo amorosamente el sudario que cubre a su difunto esposo. La obra original, comandada para la tumba de la familia Pienovi en el cementerio de Staglieno en Génova, fue esculpida por el italiano Giovanni B. Villa y reproducida para este mausoleo por el escultor Almo Strenta.

También destaca la obra neomaya del escultor colombiano Rómulo Rozo, el mismo que dio vida al Monumento a la Patria en el Paseo de Montejo, y quien fue comandado para adornar con su talento y estilo neomaya, la Rotonda de la Sociedad Artística Ricardo Palmerín, en donde grandes figuras de la música yucateca han encontrado su último lugar de descanso.

Te invito en esta temporada de Hanal Pixán a visitar el cementerio y sentir la historia en el aire, la belleza en tus ojos y la paz en el ambiente. La entrada es libre y el cementerio está abierto todos los días de 8 am a 5 pm. También puedes conocer más de su historia en los recorridos gratuitos todos los miércoles a las 8 pm.

 

Editorial por Mafer Cantillo
Fotografías por Yucatán Today

Lee más sobre Día de Muertos y Hanal Pixán: