Progreso mesas y palapasMuy probablemente tus hijos no apreciarán la influencia Tolteca sobre las pirámides Mayas de Chichén Itzá, o tampoco disfrutarán la belleza de los edificios coloniales de Mérida – pero eso no significa que esta ciudad no tenga nada que ofrecerles a ellos.

Primero que nada seguramente se quejarán del calor y de su falta de interés en un montón de rocas, pero no te pierdas la oportunidad de ver como se iluminan sus caras al tener el Castillo de Chichén Itzá frente a frente. Ver a la pirámide y el cenote donde realizaban sacrificios humanos y explorar la área, son actividades de interés para cualquier niño. Y aunque ellos no aprecien el museo y las zonas arqueológicas al igual que tú, la mayoría de los niños no se resisten al Cenote de Dzibilchaltún. Trae tu equipo de snórquel y déjalos disfrutar de los peces que viven en estas frescas aguas. Pero vigílalos y no dejes entrar a los niños que no sepan nadar.

Parte del valor educativo de viajar, es el poder apreciar el como se vive alrededor del mundo. Maneja de Chichén Itzá a Mérida por la carretera “libre”, para tener la oportunidad de parar en los pueblos que hay a lo largo del camino. Tus hijos aprenderán como viven y juegan los niños de Yucatán. Para en uno de los pueblos a tomar un helado y a interactuar con la gente del pueblo.

Una vez que regreses a Mérida visita el zoológico del Centenario, es un lugar lleno de divertidas actividades para padres e hijos. Este gigantesco parque es el hogar de miles de exóticos animales como jirafas, leones, osos, chimpancés, cocodrilos, hipopótamos, tigres, tortugas y culebras. Cada jaula tiene un letrero que contiene toda la información de la especie. También hay un aviario lleno de aves tropicales. Puedes recorrer el zoológico a pie o en el tren que circula en la periferia del mismo. Además de animales el zoológico cuenta con varias áreas de juegos y patinaje. La entrada al parque es gratuita pero algunas de las actividades como pasear en pony o subirse a los barquitos tienen una cuota mínima. Hay a la venta hot-dogs, palomitas, dulces de algodón, chicharrones, tacos y panuchos.

Cerca de los hoteles Hyatt y Fiesta Americana está el estadio Salvador Alvarado, donde encontrarás una piscina olímpica, canchas de tenis, básquetball y futbol, así como clases de aerobics, salsa y gimnasia. Es un lugar de acceso libre a deportistas y público en general. Está localizado en la calle 62 de la Colonia Buenavista y abre todos los días de 6 am a 10 pm. Las cuotas son mínimas.

No te olvides de visitar el bello puerto de Progreso, donde los niños podrán disfrutar de esta preciosa playa de limpia arena, mientras recogen conchas en la playa tu podrás relajarte comiendo un ceviche y tomando una helada cerveza.

Mérida también cuenta con su propio equipo profesional de beisbol “Los Leones de Yucatán” que juegan en el estadio Kukulkan. Hay entradas desde 20 pesos.

Si ya estás cansado y necesitas una tarde tranquila, Mérida cuenta con muchas salas de cine en el centro y en el norte de la ciudad. Puedes también tomar el camión o un taxi que te llevará a la Gran Plaza, donde podrás realizar tus compras en una gran variedad de tiendas de prestigio. Cerca también podrás encontrar un boliche muy completo donde verás maquinitas, mesas de billar y hasta un bar para los adultos.

Parte del valor educativo de viajar, es el poder apreciar el como se vive alrededor del mundo.

Listado de actividades para niños:

Esta entrada también está disponible en: EN