Yaxunah comsiaría by Charlie ArgüellesYucatán es un estado lleno de sorpresas. En cada viaje, cada comida y cada café se esconde una maravilla esperando a ser descubierta. Y, usualmente, en los lugares menos pensados te puedes encontrar con increíbles historias y objetos preciosísimos.

 

Justo eso es lo que pasa con Yaxunah, un pintoresco pueblito cerca de Chichén Itzá. Esta comunidad es conocida por su parador turístico y por la zona arqueológica del mismo nombre que se encuentra a las afueras del poblado. Pero un detalle que no todos saben es que varios de los habitantes de este lugar se especializan en el tejido artesanal de hamacas y en la creación de artículos decorativos con cuerno bovino.

 

En el edificio del ayuntamiento, que está ubicado a la entrada de la entidad, te puedes encontrar con dos talleres comunitarios. El primero está totalmente dedicado a la producción de hamacas. Aquí, los artesanos utilizan hilos de crochet en una amplia variedad de colores para ir construyendo poco a poco, con ayuda de agujas y marcos de madera, el cuerpo de las tradicionales hamacas yucatecas.

 

Nunca está de más aclarar que el tejido de hamacas es bastante complejo. Es necesario ser sumamente ágil con las manos, conocer los diferentes tipos de puntadas y tener una gran habilidad para realizar cuentas mentales si se quiere generar una hamaca de una calidad tan alta como las de Yaxunah.

 

Encima, cada material e hilo tiene una forma específica de ser manipulado. Según la gestora artesanal Melissa Jurado, los hilos de algodón y los que están hechos de materiales sintéticos como el nylon no se utilizan de la misma forma, y su selección afecta la apariencia y tacto de los tejidos.

 

Yaxunah cubiertos hechos de cuerno by Charlie ArgüellesEn el segundo taller te puedes encontrar con artesanos como Doña Martina Ek Chi y Don Santos Luciano Canul Tamayo, quienes nos atendieron cuando visitamos su espacio de trabajo. Ellos se dedican a crear dijes, collares, anillos y pulseras, así como platos, tenedores, cucharas y vasos con los huesos del ganado. 

 

Yaxunah Bisutería hecha a base de cuerno by Charlie Arguelles¡Sus diseños son bellísimos! Cada artículo es único, ya que el color y tamaño de las piezas depende del flujo de trabajo del artesano que las talle y de las propiedades particulares del cuerno que se seleccione. Además, una de las características más interesantes de los productos hechos con cuerno es su aspecto: muchos dicen que el cuerno, después de ser tratado y pulido, puede llegar a parecerse al carey, un material que ahora está mayormente prohibido puesto que se extrae del caparazón de las tortugas.

 

Pero, ¿de dónde viene el cuerno que utiliza en Yaxunah? De Tizimín, por supuesto. El noreste del estado de Yucatán es reconocido por su ganadería, así que los artesanos de Yaxunah entablaron alianzas estratégicas con ciertos productores para aprovechar sus desperdicios. Cada dos meses los ranchos de Tizimín envían al taller entre 400 y 500 cuernos, dándole así un nuevo uso a materiales que de otra forma hubiesen terminado en la basura.

 

Yaxunah cuerno, artesanías by Charlie ArgüellesSi deseas adquirir un souvenir verdaderamente especial, la próxima vez que te encuentres en los municipios de Yaxcabá o Pisté busca un Taxi del Jaguar y pide que te lleven al pueblo. Ahí podrás realizar tus compras directamente con los artesanos en los talleres. Los precios van de los $200 a los $2,000 pesos por los artículos de cuerno. Todas las hamacas se venden a partir de $1,000 pesos.

 

Ojalá que tu apoyo ayude a mantener las labores artesanales vivas. ¡Ah!, ¡y no olvides llevar efectivo!

 

Agradecemos a la gestora artesanal Melissa Jurado, fundadora de la plataforma de vinculación Acahual, por presentarnos a la comunidad y su trabajo.

 

 

Por Carlos Argüelles 
Diseñador de moda y gestor cultural. Amante del arte, la historia, el café y la comida yucateca.

 

 

Fotografías por Carlos Argüelles  para su uso en Yucatán Today.

Esta entrada también está disponible en: EN