En pleno Paseo de Montejo, hay una explosión de color rosa, donde antes estuvieron dos mansiones que fueron abandonadas durante más de 30 años. Estoy hablando por supuesto de Rosas & Xocolate, que se ha convertido a lo largo de los últimos 10 años en un ícono de la avenida más famosa de la Ciudad Blanca.

Carol Kolozs llegó a Mérida en el 2006 con la inquietud de contribuir a su nuevo hogar, se enamoró de una mansión en ruinas y la terminó comprando sin saber que eventualmente la transformaría en un hotel con Distintivo Diamante de la Secretaría de Turismo.

Este espacio logró lo que pocos, y se convirtió en un pionero de los hoteles boutique de la ciudad. Es así que se ha distinguido por tener los servicios más suntuosos como un spa con tratamientos exclusivos y un restaurante de cinco estrellas que ha sido galardonado como el mejor restaurante de hotel en el país por la Canirac. Todo esto sin perder un ambiente acogedor desde el momento que se entra por la puerta.

“El universo te llama” me comparte Carol, quien me cuenta sobre la serie de circunstancias y coincidencias que lo llevaron a primero abrir Rosas & Xocolate e incluso a bautizarlo con este nombre. “Me encontraba en un vuelo leyendo El Reforma, cuando vi un reportaje sobre un pueblo en España llamado Roza, que es el nombre de mi madre. Al darle la vuelta a la página había todo un desplegado que hablaba sobre el cacao y lo mayas. Es así que nace el nombre de Rosas & Xocolate”.

En 2013, el grupo se expandió y abrió Rosa Sur 32º en los arcos del parque de Santa Lucia. Este restaurante presenta un menú concebido por el Chef Mario Espinosa que mezcla las raíces mexicanas con sabores y técnicas del Mediterráneo para crear una fusión de sabores y una experiencia gastronómica sin igual en el estado.

¿Y qué sigue para Rosas & Xocolate? Este mes se inaugura su más reciente creación, Maya de Asia, ubicado en The Harbor. Maya de Asia busca expandir el alcance que tiene Rosas & Xocolate en la ciudad con un menú que fusiona la cocina asiática con la gastronomía tradicional yucateca. Estará dividido en dos espacios: una barra de tacos y sushi y un comedor para más de 150 personas donde se podrán degustar tanto panuchos como sabores asiáticos extraordinarios.

Como bien dice el dicho “no es lo mismo 10 años después”. Rosas & Xocolate ha sido testigo de los cambios que ha vivido nuestra ciudad, ha crecido junto con ella y ha aportado en el posicionamiento del estado como uno de los mejores destinos del país y del mundo. Parte de la satisfacción que trae este aniversario es el reconocimiento y la contribución que ha tenido con la población local y si una cosa tengo segura, es que lo seguirá haciendo por muchos años más.

 

Editorial por Maggie Rosado
Fotografía por Rosas & Xocolate, Una Stefanovic y Loboluna Producciones

Esta entrada también está disponible en: EN