Hanal Pixán En Casa

Justo para estas fechas deberíamos de comenzar a emocionarnos sobre Hanal Pixán. En caso de que no lo sepas, el Hanal Pixán es el equivalente yucateco al Día de Muertos. Hanal Pixán significa “comida de ánimas”. Se celebra del 31 de octubre al 2 de noviembre y, por lo general, Mérida es un lugar increíble para ver, festejar y aprender sobre estas festividades. Por supuesto, no estamos viviendo durante “tiempos normales”, así que este año todos tendrán que darle la bienvenida a sus ancestros desde casa y prescindir de las usuales fiestas que hay por la ciudad.

Como recién llegada al país, esta tradición no es mía y no es parte de mi crianza europea-atea-judía. Entonces, estarías en lo correcto al preguntarte por qué estoy escribiendo este artículo. Pues, ¿qué puedo decir? Estoy enamorada de México, de sus tradiciones y de la cultura local. Estoy feliz de que mis hijos están creciendo aquí y que este país será parte de cómo entienden el mundo. El Hanal Pixán es una celebración bellísima con una rica historia y este año, depende de mi mantenerla viva en casa. Planeo hacer esto con respeto hacia las creencias locales y hacia nuestros ancestros.

 

Así es Cómo…

Para animar a mis hijos, comenzaremos viendo Coco. Amo esta película y aunque no se trata sobre el Hanal Pixán yucateco, es divertida y una buena introducción al Día de Muertos. También comeremos Pan de Muerto. Si no has probado este pan dulce, tienes que hacerlo ya que es de suma importancia en este época del año. El Pan de Muerto no es del sureste de México originalmente, pero como muchas otras cosas, se ha vuelto popular con los locales y se ha ganado un lugar en las celebraciones. Normalmente, para unirnos al Paseo de las Ánimas, dejamos que los niños se pinten las caritas y nuestra hija también le pinta la cara a su papá. Nunca he sido fanática de permitir a los pequeños con instrumentos de dibujo cerca de mi rostro, pero este año lo dejaré ir como parte de mi plan para mantener el ánimo en casa.

 

El Altar 

Antes de poner el altar, los niños limpiarán la casa. Tradicionalmente, se recibe a los ancestros en una casa pulcra, así que mis pobres angelitos se pondrán a trabajar. El año pasado compramos papel picado (las hermosas banderas de papel que vemos en todo el país) en el mercado, así que volveremos a utilizar las que ya tenemos. También compramos decoraciones en Fantasías Miguel que los niños pintaron para usar en nuestro altar. La mesa también debe incluir fotos de tus familiares fallecidos, flores, velas, incienso, un platito de comida y bebidas para que se sientan bienvenidos.

 

Puedes comprar flores frescas en los mercados o, si prefieres unas falsas, en Fantasías Miguel. Si vas al mercado, podrás conseguir también unas fabulosas calaveritas de azúcar para decorar tu altar.

Mi abuelita se va a decepcionar al enterarse que no le dejaré sus preciados cigarros en el altar para recibirla. Pero probablemente no se sorprenderá ya que desde chiquita le quitaba su cenicero y lo reemplazaba con un letrero de “No fumar”. Mejor le dejamos unas naranjas y chocolates.

 

Comida

No sería una verdadera fiesta mexicana sin comida deliciosa. En años pasados, hemos invitado a grupos de amigos al Festival del Pib en San Sebastián, donde nos sentamos todos juntos con miles de personas para disfrutar una (o cuatro) rebanadas de Pib. Pib es Mucbilpollo, una mezcla lingüística que toma las palabras Muc, “enterrado” y Bi, “horneado” del maya y pollo del español. Pib es el nombre del horno subterráneo que se utiliza para cocinar este y otros manjares regionales. El pollo se cocina en masa de maíz, es envuelto en hojas de plátano y se parece un poco a un Tamal.

Pib

Este año, estaré muy al pendiente de personas vendiendo Pib a domicilio. Me imagino que los veré en Facebook, en grupos de WhatsApp y anunciados en carteles por la ciudad. Si no encuentras ninguno, prueba con Pueblo Pibil. Es un restaurante fabuloso en Tixkokob que recientemente abrió una sucursal para llevar en Mérida. Ofrecen Mucibilpollo durante la temporada, pero todos los platillos de su menú se cocinan en el horno subterráneo conocido como Pib.

También soy muy fan del Xec. Esta ensalada es sencilla de hacer en casa. Consiste de naranja, mandarina, jícama (también es temporada de jícama, ¡qué emoción!) con delicioso chile en polvo encima. Si lo ves por ahí, también compra un poco de Atole Nuevo para tomar. Tiene un sabor muy fresco y sabroso.

 

Catrinas 

Aunque no estaremos visitando ningún cementerio, divirtiéndonos con las competencias de altares o participando en el Paseo de las Ánimas este año, eso no significa que no podemos disfrutar de las Catrinas desde casa. Mis hijos les pintarán las caras a todos y este año será la oportunidad perfecta para aprender sobre el hombre que dibujó la primera Catrina, José Guadalupe Posada, un satirista mexicano. Mi lugar favorito para ver a tanto Posada, como su Catrina es en el fabuloso mural de Diego Rivera “Sueño de una tarde dominical en la Alameda Central”.

 

 

Editorial por Cassie Pearse
Escritora y bloguera
Especialista en aventura en familia

 

Esta entrada también está disponible en: EN

altaresCassie PearsecatrinasDía de MuertosHanal PixánpibpixanTradicionestradiciones yucatan