Destino Mío fachada by MKCT“Retiro en la selva maya”, reza el slogan de Destino Mío Mayan Jungle Retreat by AKEN Soul, haciéndole honor a su privilegiada ubicación geográfica y a lo que experimentarás cuando vengas a conocerlo. Este lugar, rodeado por más de 200 hectáreas de selva, se encuentra en lo que fuera la hacienda Santa Teresa, en el municipio de Tekit. Un oasis verde que ofrece a sus huéspedes y visitantes algunos de los más valiosos tesoros del Mayab: una densa y diversa vegetación, cielos despejados, aves, cenotes, aventura y mucha tranquilidad. Todo lo anterior se conecta a través de un laberinto de caminos cuidadosamente trazados y por espacios cuidadosamente diseñados en completa armonía con la naturaleza del lugar; cada uno te abraza, consiente y llena todos tus sentidos.

 

El Ojo, Destino Mio by MKCTUno de estos espacios es El Ojo, una impresionante estructura de bambú que se eleva 18 metros del piso y que culmina con un mirador 360 grados. El Ojo de Destino Mío es un lugar ideal para observar y contemplar aquello que siempre damos por hecho: el horizonte, el amanecer, el atardecer y la inmensidad de la noche con su bóveda celeste salpicada de millones de estrellas, libres de cualquier contaminación lumínica y en absoluto silencio. Y si de contemplar se trata, su espacio holístico AKEN Spa & Wellness – Utópika no se queda atrás: sobre la cresta rocosa de un cenote descubrirás una serie de construcciones que te harán sentir en lo alto de una montaña. Dedicadas exclusivamente a la relajación, introspección y reconexión, en cada una podrás disfrutar de una amplia variedad de experiencias personalizadas para el bienestar, desde un masaje hasta la inmersión en alguna de sus tinas de intención.

 

Ahora, ¡respira hondo! Porque este retiro también incluye un viaje a las profundidades a través del nado en tres de sus cenotes, cada uno de naturaleza diferente y una belleza particular. Por ejemplo, Paul: un cenote cerrado, iluminado únicamente por la luz de la linterna del guía que te acompañará todo el tiempo durante estos recorridos. Es esta luz la que te mostrará uno de los que es, para mí, de los aspectos más bellos y enigmáticos de un cenote: estalactitas y estalagmitas por doquier.

 

Casa Adolfo fachada, Destino Mio, TekitSi buscas el descanso absoluto, el esparcimiento y la relajación de una forma más privada puedes optar por hospedarte en una de sus cómodas suites con terraza y piscina privada. Si viajas con más familia o amigos quizá te interese quedarte en Casa Adolfo: el casco principal de lo que fuera la hacienda; una cómoda casona con 3 habitaciones y sala, comedor, cocina, piscina privada, hermosos jardines y terrazas.

 

O tal vez prefieras unirte a quienes quieren probar la experiencia del glamping. No importa cuál escojas, todos te brindarán una experiencia diferente, la tranquilidad y comodidad que deseas.

 

 

Destino Mío piscina by Horacio CastilloY obvio, tu paladar necesita deleitarse también. Para eso está Cocina Tamarindo: su restaurante y bar son perfectos. Ubicados al pie de una piscina recreativa, ofrecen algunos deliciosos clásicos de la comida internacional con toques de la cocina local y opciones vegetarianas, acompañados de una mixología fresca y otras bebidas. Y si cocinar está dentro de las actividades que te relajan o simplemente quieres intentarlo, puedes reservar una clase de cocina o coctelería, o incluso tomar el tour para ir al huerto y armar tu propia ensalada.

 

Todo esto es sólo una probada de lo que podrás encontrar, pues su portafolio de actividades y servicios es realmente vasto; así que relájate, cierra los ojos, respira, siente y deja que Destino Mio te invite a hacerlo tu destino favorito.

 

Destino Mío
97680 Tekit, Yucatán
WhatsApp: 999 996 7421
www.destinomio.mx/es
IG: destinomiobyaken
FB: Destino Mío Mayan Jungle Retreat by Aken Soul

 

 

Por Magali Ramírez D.
 Comunicadora Gráfica. Amante de la comida. Aventurera empedernida. Atleta por convicción y extrema por desasosiego. Descubro, me sorprendo y aprendo a través de las historias de vida que todos tenemos que contar.

 

Fotografía por MKCT y Horacio Castillo para su uso en Yucatán Today.

Esta entrada también está disponible en: EN