Todos sabemos que Mérida se ha convertido en una especie de destino gastronómico en los últimos años y aunque nunca le digo que no a una comida de primer nivel, también me encanta cuando la comida me cuenta una historia o me hace sonreír. Con esto en mente, me propuse encontrar opciones gastronómicas divertidas en mi querida ciudad. Ha sido un año duro, así que quería comida que me hiciera sonreír a lo grande, el tipo de sonrisa que te cambia la cara. Esto es lo que encontré.

 

Macarons de M21

Con el eslogan “Amor, Pasión y Corazón” iba a ser difícil no enamorarse de esta empresa local. M21, por cierto, es un nombre importante, porque la M es de Miguel, el joven que está detrás de esta delicia. El 21 es significativo tres veces: se refiere al año 2021 (cuando se fundó M21) y dos veces por el 21 de marzo, que es el día en que abrieron y también el Día Mundial del Síndrome de Down; ya que Miguel, nuestro talentoso chef, es un joven con síndrome de Down. Cuando hablé con su papá, quien se encargó de mi pedido, él se refirió al negocio como una “aventura”, así que, obviamente, me apunté de inmediato. Estas personas tienen grandes planes y ya están haciendo entregas a aficionados de los macarons por todo México. 

 

Los macarons de M21 son exquisitos. Son ligeros y delicados y están llenos de sabor. Le compré a mi familia dos de cada uno y en pocos momentos todos estaban probando los demás y discutiendo sobre cuál era el mejor. Intento no tener favoritos con los macarons – me gusta amarlos a todos por igual – pero el de Horchata me dejó boquiabierta. 

 

Sólo entrega
Tel. (999) 174 2178
www.M21macarons.com
FB: M21_macarons

 

Helado de Yogurt de Taiyakiland

Puede que el Taiyaki sea nuevo en Mérida, pero en realidad es una costumbre japonesa que se remonta al periodo Edo. Tai significa besugo (un tipo de pescado) y Yaki, asado. La palabra japonesa Tai también está estrechamente relacionada con Medetai, que se define como auspicioso, próspero o feliz. Los Taiyaki tradicionales se rellenaban con pasta de frijol rojo (azuki).

 

En la Mérida del siglo XXI, los Taiyaki no están rellenos de pasta de frijol. En su lugar, recibirás un cono de waffle en forma de pez (en serio), relleno hasta el tope con helado de yogurt en forma de panda, sirena o unicornio. Debajo del helado van los jarabes y los toppings elegidos (aquí los toppings en realidad deberían llamarse underings). El yogurt se transforma en el diseño que eliges ante tus propios ojos. Consigue que alguien te tome una foto con los bonitos diseños de la pared de fondo. Ahora, sumérgete en esta pieza de arte moderno antes de que se derrita.

 

 

Calle 37-A #37-A, San Ramón Norte
FB: Taiyakiland Mérida
IG: @taiyakiland.mid
Abierto todos los días 11 am – 8 pm

 

Krazy Donuts

Cuando le dije a mi hija de siete años que íbamos a comer Krazy Donuts, me dijo que eso sonaba a idea de niño o de papá, no de mamá. Por lo visto, no soy tan divertida como creo. Fue entonces cuando cometí el error de llevar a mis dos hijos a elegir las donas, lo que hizo difícil escuchar a la persona que intentaba contarme sobre la masa artesanal que utilizan para hacer donas frescas cada día. Mis hijos no paraban de gritar “¡chocolate, tiene chocolate! Oh, malvaviscos, no, chocolate, oh, tocino”. Mi favorita fue la llamada Bob Marley, una dona con sabor a jamaica, mientras que los demás enloquecieron con las donas de tocino y queso.

 

 

Calle 42 #347 x 5-D, Residencial Pensiones
Tel. (999) 333 6224
FB: Krazy Donuts
Abierto todos los días 11 am – 9 pm

 

Marquihelado

¿Alguna vez has comido una marquesita y pensado que en realidad es un cono de helado con otra forma? Yo sí, muchas veces. Así que, cuando encontré Marquihelado en el Parque de las Américas, lo primero que pensé fue en levantar el puño y declararme en lo correcto. Lo segundo que pensé fue, obviamente, en probar uno. 

 

¡Delicioso! Esta marquesita tiene forma de cono y está rellena de queso o plátano (o de malvavisco si eres un niño de siete años, como mi marido). Al exterior se le unta Nutella, Nucita o mantequilla de cacahuate y luego se añade el helado. Se remata con más queso rallado y una cereza. Comida para sonreír, ¿verdad? Estuvo buenísimo, pero no vayas pensando que puedes echarte esto como postre después de haber comido, ya que es extremadamente llenador. Recomendación: ir con el estómago vacío.

 

Parque de las Américas, García Ginerés
Abierto todas las tardes

 

 

Editorial por Cassie Pearse
Escritora y bloggera independiente de origen británico. Cuenta con estudios por la Universidad de Oxford y SOAS, Universidad de Londres. Actualmente explora Yucatán en compañía de su esposo e hijos.

 

 

 

Fotografía por Cassie Pearse para su uso en Yucatán Today.

Esta entrada también está disponible en: EN