Yucatán es hogar de una rica tradición gastronómica que combina ingredientes como el maíz, el tomate y el frijol, así como algunos propios de la región como el chile habanero, la naranja agria y el famoso achiote que da color y sabor a los platillos.

 

La gastronomía yucateca es reconocida internacionalmente por su riqueza cultural tradicional, que no sólo mantiene la identidad maya, sino que también incorpora influencias españolas y libanesas. Te presentamos algunos de sus platillos más representativos.

 

Los desayunos más yucatecos

Huevos con chaya. Como su nombre lo indica, se trata de huevos revueltos con las tradicionales hojas de chaya que crecen tan abundantemente en la región. El sabor te recordará al de la espinaca, pero distinto. Es un platillo muy casero. 

 

Huevos Motuleños. Plato a base de una tostada con frijoles refritos negros y un huevo frito o estrellado, se le agrega una salsa de tomate, jamón en cubos, queso y chícharos y se adorna con plátano macho. ¡También es muy común para comer al mediodía! 

 

Tortas de cochinita o lechón al horno. (Ver más adelante).

 

 

Deliciosas botanas yucatecas

Codzitos. Crujientes taquitos de tortilla de maíz, rellenos de… absolutamente nada. Sólo son la tortilla, salsa de tomate, y queso sopero (tipo Cotija) espolvoreado, y aún así, sorprendentemente deliciosos. 

 

Ensalada de papa en escabeche. Esta botanita deliciosamente ácida puede incluir salchichas rebanadas, pero normalmente sus ingredientes más abundantes son papa, cebolla y cilantro; ten cuidado al probarlo, pues algunos lugares le ponen chile habanero. Es buena idea preguntar cuando llegue a la mesa. 

 

Kibis. Los kibis son una tropicalización de los kibbeh libaneses; los encontrarás en una variedad de lugares y presentaciones. En los botaneros y cantinas, normalmente se sirven como tortitas pequeñas, de unos cinco centímetros de diámetro; como comida callejera los verás transportados en contenedores que parecen peceras, con forma ovalada, como una pelota de futbol americano. Éstos están vacíos por dentro; el “kibero” los llena con cebolla y repollo en escabeche cuando te los entrega, a menos que le pidas que no lo haga. 

 

Chayitas. Las presentaciones varían, pero las chayitas normalmente son tortitas fritas, hechas de masa revuelta con chaya picada (la chaya es una planta local, en cierto modo similar a la espinaca). A veces se sirven con salsa de tomate, y a veces con Xnipek (pico de gallo). 

 

Polcanes. Aunque son similares a lo que quizá conozcas como “gorditas”, los polcanes se distinguen por su particular forma, similar a la cabeza de una serpiente (Pool K’aan, en maya). Los rellenos también pueden variar, pero el tradicional es el Tooksel, un platillo (totalmente vegetariano) hecho con frijoles blancos (Ibes) y pepita de calabaza molida. 

 

Sikil P’aak. Un dip tradicional hecho de pepita de calabaza tostada y molida, cilantro y tomate asado. Es otra botana vegetariana súper nutritiva, que normalmente se sirve con tostadas. 

 

Xe’ek’. Esta fresca ensalada está hecha con jícama y cítricos, normalmente naranjas y mandarinas. Algunas personas le ponen chile molido, ya sea chile Maax o habanero, y algunas personas le agregan cilantro. Como lo pruebes, es una botana muy tradicional, especialmente en otoño, que es la temporada tanto de jícama como de cítricos. “Xe’ek’” también es la palabra que usamos en Yucatán para describir algo desordenado: “la casa estaba hecha un Xe’ek’”.

 

Papadzules. Tacos rellenos de huevo duro finamente picado, cubierto con salsa de pepita de calabaza molida y salsa de tomate. Ideal para vegetarianos y omnívoros por igual.

 

 

Los platillos más icónicos de Yucatán

Sopa de Lima. Un exquisito caldo de pollo sazonado con lima de la región. Se sirve con pollo o pavo deshebrado, tiras de tortilla frita y rodajas de lima. ¡Tienes que probarlo!

 

Salbutes y Panuchos. Tortilla fritas hechas a mano, servidas con una variedad de vegetales que suele incluir lechuga, tomate, pepino, cebolla y/o aguacate y una proteína. Los más comunes son pollo o pavo deshebrado, y el más tradicional es el huevo duro. La diferencia entre ellos es que el salbut es suave, mientras que la crujiente tortilla del panucho está rellena de frijol. Actualmente es común encontrar variantes de carne asada, relleno negro y hasta cochinita pibil.

 

Cochinita pibil. Uno de los platos más conocidos de la cocina yucateca. Se elabora con carne de cerdo marinada en achiote y naranja agria, va envuelta en hojas de plátano y es horneada lentamente, o bien, enterrada al estilo yucateco. Se come en tacos, tortas o sola acompañada de cebolla morada.

 

Pollo Pibil. Pollo marinado con achiote, chile dulce, tomate y cebolla, todo envuelto en hojas de plátano y horneado o enterrado en un Pib. Se sirve con tortillas de maíz.

 

Queso Relleno. Se prepara con queso de bola (holandés) relleno de carne molida de res y cerdo con almendras, pasas, chile dulce y especias de la región. Va cubierto con una salsa blanca (conocida como K’óol) a base de harina, manteca y caldo de pollo, y salsa de tomate.

 

Relleno Negro. Tradicional pavo sazonado con condimento hecho a base de chiles asados y especias que le dan un sabor ligeramente picante y el tradicional color negro. Se acompaña con un relleno de carne molida (llamado But) preparado con tomate y huevo picado. Se sirve el caldo con el pavo y una rebanada de but. Este platillo se sirve típicamente en las bodas y es uno de los platillos más antiguos de nuestra gastronomía.

 

Relleno Blanco. Este pavo se sirve con picadillo de puerco sazonado con alcaparras, orégano, pasitas y aceitunas. Se baña con el tradicional K’óol y una deliciosa salsa de tomate.

 

 

Los caldos más tradicionales en Yucatán

Mondongo Kabic. Es un caldo muy espeso hecho con panza y pezuñas de res. Éstas se marinan con achiote, ajo y mucha naranja agria. Se sirve con un chile habanero entero, cebolla, cebollina y cilantro. Usualmente se consigue en los mercados los fines de semana.

 

Puchero. Lleva tres tipos de carne: gallina, cerdo y res en caldo con varias verduras como calabaza, chayote y zanahoria. Se sirve con salpicón de rábano, cilantro y naranja agria para agregar al caldo y un plato plano para que cada quien “haga Puch” (aplaste) las verduras y la carne.

 

Chocolomo. A pesar de su llamativo nombre, no hay nada chocolatoso en este platillo; viene de la palabra maya Chokoj, que significa caliente. Es un caldo de lomo de res preparado con vísceras,  ajos y cebolla, y que se sirve con un salpicón de rábano, cilantro, naranja agria y, opcionalmente, chile habanero.

 

Los favoritos de los yucatecos

Lechón al Horno. Carne de cerdo horneada al estilo yucateco, se sirve con frijol refrito, y Xnipec, una salsa picante elaborada con chile habanero, tomate, cebolla morada, naranja agria y sal.

 

Escabeche Oriental. Tradicional pavo (o pollo) asado al carbón y sazonado con cebolla, pimienta y especias de la región. Su nombre se debe a su origen en la región oriente de Yucatán. Se sirve con caldo y chile Xcatic asado, con el pollo servido en piezas o deshebrado.

 

Frijol con puerco. Caldo de frijol negro con trozos de puerco cocido. Se sirve con arroz, rábano, cilantro, cebolla y salsa de tomate. Por tradición, ¡es el platillo oficial de los lunes!

 

Relleno Blanco. Este pavo se sirve con picadillo de puerco sazonado con alcaparras, orégano, pasitas y aceitunas. Se baña con el tradicional K’óol y una deliciosa salsa de tomate.

 

Poc Chuc. Filete de cerdo asado que se sirve acompañado de naranja agria, cebolla morada, chiltomate, aguacate y frijol colado. Es una gran opción si buscas un platillo más ligero en la gastronomía yucateca.

 

 

Especialidades regionales

Lomitos de Valladolid. Lomo de cerdo en trozos preparado con una rica salsa de tomate ligeramente picante y aderezado con especias. Se sirve acompañado de huevo duro.

 

Longaniza de Valladolid. Embutido de cerdo condimentado con ajo, pimienta y vinagre. La longaniza se sirve acompañada de naranja agria, frijol refrito, chiltomate y tortillas hechas a mano.

 

Carne Ahumada de Temozón. Carne de cerdo ahumada artesanalmente a la leña, servida con naranja agria, aguacate, cebolla morada, chiltomate y frijol.

 

Especialidades de temporada

Mukbilpollo. Muchos la describen como un tamal gigante y crujiente. Se trata de una masa doradita con relleno de pavo y cerdo, que se hornea envuelta en hoja de plátano. Usualmente se come en noviem- bre durante el “Janal Pixan”.

 

 

 

Continúa leyendo sobre la Cocina Yucateca:

 

Esta entrada también está disponible en: EN