Quinta Casa Montes MolinaMérida es una ciudad romántica y bohemia que exhibe con orgullo, en sus calles y avenidas, aires de un pasado esplendoroso.

No importa de donde vengas o cuál sea el motivo de tu estancia, puedes sentir ese espíritu turístico caminando por Paseo de Montejo, una de las avenidas principales de Mérida. Fue nombrada así por Francisco de Montejo y León (el Mozo), conquistador de Yucatán y fundador de la ciudad. Tiene una sección turística que comienza en la Calle 49; y una comercial llamada Prolongación Paseo de Montejo, a partir del Monumento a la Bandera.

La mejor manera de recorrer la sección turística es a pie, así podrás identificar la inspiración en los elegantes bulevares franceses, apreciar los grandes árboles que lo convierten en un pulmón verde, construcciones y monumentos emblemáticos, así como mansiones que fueron residencia de personajes acaudalados en Yucatán en el siglo XIX y hoy albergan restaurantes, hoteles boutique, tiendas, museos y bares.

Puedes iniciar tu recorrido desayunando antojitos yucatecos tradicionales y jugos naturales en el Mercado de Santa Ana (Calle 47 con 58, Centro), junto al parque e iglesia del mismo nombre, a sólo una cuadra del inicio de Paseo de Montejo. También ahí puedes visitar las tiendas y tianguis artesanales que se instalan en la explanada del parque.

Camina hacia el llamado Remate de Montejo, espacio sede cada sábado de la Noche Mexicana con música regional y venta de artesanías y comida (a las 8 pm).

Continúa hacia el norte en el lado oeste de la avenida y verás las Casas Gemelas, con clara tendencia afrancesada, balcones y puertas dignas de una fotografía. Sigue tu recorrido hasta llegar al Museo Regional de Antropología instalado en el Palacio Cantón, uno de los edifIcios más espléndidos de la ciudad que destaca por su color rosa con tendencia barroca. En su interior podrás apreciar diferentes tonos de mármol y una hermosa escalera. Hasta finales de febrero permanecerá la exposición “Mayas, el lenguaje de la belleza”. No olvides salir al balcón para apreciar una vista admirable a la avenida.

Sorbete Ciruela ColonSabemos que es importante que hagas una parada, cruza la calle y refréscate con una champola, un helado o un postre de la famosa Dulcería Colón mientras disfrutas en la terraza el paisaje.

Camina hasta llegar a la calle 33 y cruza la avenida nuevamente para visitar la Quinta Montes Molina, ahora una casa museo con muebles originales de 1915. Hay visitas guiadas en español e inglés previa reservación (www.laquintamm.com).

En la misma avenida podrás apreciar construcciones que te transportarán a otra época: está la Casa Peón de Regil, con estilo italiano y una fachada de piedra labrada; y la Casa Vales, majestuosa y simétrica. Prácticamente a cada paso harás un descubrimiento arquitectónico.

Recomendamos que llegues hasta el Monumento a la Patria, ubicado en la tercera glorieta de este corredor turístico. Es el único en México completamente tallado en piedra, obra del escultor colombiano Rómulo Rozo. Narra la historia del país con los escudos  de cada estado, territorio y el Distrito Federal. No olvides tomarte una foto ahí, ya sea en la tarde o en la noche, tendrás una vista magnífica de toda la avenida.

Los domingos, el Paseo de Montejo está cerrado al tránsito vehicular de 8 am a 12 del día; puedes recorrerlo en bicicleta y visitar el mercado de arte que se establece ahí.

A lo largo de la avenida hay restaurantes, cafés y pastelerías para todos los gustos, vale la pena visitarlo en la noche. Créeme que un día no te bastará para apreciar toda la vida y diversión que puedes encontrar en Paseo de Montejo.

Mapa:
– Paseo de Montejo

Por Violeta H. Cantarell