Cantina La Negrita Centro Merida

Enero, 2015

Las cantinas están presentes en todo México, tanto en ciudades como en zonas rurales. Durante décadas, sus puertas de vaivén han sido sinónimo de bares limitados exclusivamente a los hombres; sin embargo, eso comenzó a cambiar el siglo pasado, cuando únicamente el bar frontal estaba destinado a los hombres y la familia se establecía en la parte trasera. Fundada en 1917, La Negrita Cantina fue la primera en Mérida de su tipo en imponer esta tendencia. No obstante, conservó un poco del lugar escandaloso que era, y finalmente cerró sus puertas en 2011.

El concepto fundamental de un bar de barrio con económica y abundante comida siempre atrajo a sus nuevos dueños Patricia y Erik. Hay muchos clientes actuales que solían ir a La Negrita antiguamente; durante su apogeo fue famosa por su popularidad entre doctores, abogados, y otros profesionistas: una especie de “Club de Hombres”. Después de que la pareja vivió en París y Nueva York, donde el concepto de bar de barrio es parte de la vida cotidiana, decidieron intentarlo en su natal Mérida. Cuando La Negrita salió a la venta, ellos la compraron y comenzaron la renovación.

En lugar de destruirla y transformarla en un restaurante moderno, sus nuevos dueños decidieron mantener su formato original de bar frontal y área de comedor trasera. Renovaron todo y modernizaron la cocina, añadieron baños y un patio, rescataron las mesas originales de metal y algunos espejos del bote de basura; pero han traído el concepto de cantina al siglo XXI: con bebidas a precios accesibles (incluyendo cervezas yucatecas de cervecerías artesanales), un menú de comida diferente cada día, que incluye botanas yucatecas, alitas, costillas, sándwiches, pastas y ensaladas (lo cual puede acompañar con una bebida por menos de $100 pesos); y un concepto de área de restaurante-bar abierta a absolutamente todos. Han creado exactamente lo que habían soñado: un bar de barrio amigable con rica y económica comida, donde las mujeres solas (o con su grupo de amigas) son bienvenidas al bar, donde un albañil puede estar en una mesa y un turista francés a un lado. A las familias con hijos les gusta el menú, que siempre incluye una jugosa hamburguesa, muy popular entre niños y jóvenes. La música también nos remite al pasado de La Negrita: cubana, jazz latino y tropical (música cubana en vivo todos los jueves, viernes, sábados y domingos a partir de las 5 pm, durante la Hora Feliz). El sabor de la cantina tradicional es indiscutible, pero el ambiente simple y popular es de hoy.

La Negrita, ubicada en la esquina de la Calle 62 con 49 en el Centro, está abierta todos los días de 12 pm a 10 pm, con la Hora Feliz de 5 pm a 8 pm. Reabrió sus puertas en mayo de 2013 y desde ese momento ha sido un éxito, tanto en locales como en visitantes.

Los dueños de La Negrita tienen también otros dos negocios exitosos: La Fundación Mezcalería, que abrió en junio de 2012, es exactamente lo que indica su nombre: un bar de mezcal. Este es un lugar de fiesta; puede ir en su ropa más casual. Tienen más de 50 tipos de mezcal de todo México, y todos son orgánicos. La música es proporcionada por un DJ o grupo en vivo. Miércoles – sábado 8 pm – 2:30 am. Calle 56 x 53 y 55 Centro.

En mayo de 2013 también abrieron un estudio de grabación “if 6 was 9”. Ofrece la mejor tecnología de la península, con facilidades adecuadas para música, películas o anuncios. Tel. 999 102 2838.

 

Esta entrada también está disponible en: EN