Tekal de Venegas RojoDeja que el espíritu aventurero te guíe por nuevas rutas para conocer Yucatán. Una de ellas puede ser “puebleando”, es decir, pasando por los pueblos desde Mérida hasta Izamal en lugar de ir por la carretera principal. Descubrirás sitios únicos ubicados en el corazón de esta zona henequera, así que prepárate para conocer, tomar fotografías y pasar un rato agradable en cada lugar.

¡Cenotes, haciendas, naturaleza y magia colonial!
Toma la carretera principal que te lleva a Tixkokob, posteriormente visita Tixpéhual, Cacalchén, Bokobá y Tekal de Venegas hasta llegar a Izamal. De regreso usa la carretera principal de Izamal a Mérida.

En Tixpéhual realiza la primera parada, en este pequeño pueblo vale la pena visitar el templo de San Martín Obispo, edificado en la época colonial. Observa con detenimiento las puntas de la iglesia que asemejan llamas. En el parque principal también encontrarás una escultura de Enrique Gottdiener Soto dedicada a la maternidad.

De regreso a la carretera principal continúa hacia Cacalchén. Ahí date una vuelta por el Palacio Municipal y el Templo de San Pedro y San Pablo que data del siglo XVI. Durante la última semana de junio, del 20 al 29, se realiza la fiesta anual en honor de ambos patronos del municipio, en la que participa toda la comunidad. En Semana Santa los habitantes de Cacalchén acostumbran ir por el Cristo de Aké, población cercana, y realizar un recorrido por las calles cargando la imagen, en agradecimiento por los milagros y bendiciones concedidas.

Recorriendo Cacalchén podrás apreciar las albarradas (muros muy característicos en los pueblos realizados con piedras) y bugambilias de varios colores saludándote al pasar. Pregunta por los cenotes abiertos al público y aptos para darse un chapuzón, como “Ayin” que se encuentra en la localidad dentro de una gruta semiabierta en la que podrás refrescarte. Para entrar se cobra $20 pesos.

Siguiendo aproximadamente unos 6 km por la carrerera está Bokobá, un poblado que te brindará sorpresas inesperadas como el Templo y ex Convento de la Virgen de la Asunción del siglo XVII, además de bancas hechas de granito en el parque principal, puertas de madera pintadas de colores diferentes y por supuesto no pueden faltar las bicicletas, principal medio de transporte.

El último pueblo de esta ruta es Tekal de Venegas, a unos 30 km de Cacalchén y a 14 km de Izamal. Destacan los templos de San Román y San Pedro, pintados con el característico color amarillo y escalinatas principales. También puedes realizar actividades eco arqueológicas en Ox Watz que cuenta con edificaciones de una vieja hacienda henequenera, tres aguadas (Tzatz, Kanab y Ox Watz), la zona arqueológica X’Batún, el cenote Azul y Kukulá, así como actividades en bicicleta y observación de aves y árboles. Toda una experiencia.

Finalmente, llega al pueblo mágico de Izamal, destino final de este día de aventuras.

Por Violeta H. Cantarell

Mapas:
– Peninsula de Yucatán
– Izamal