Pinacoteca

Caminar por las calles del centro de Mérida es también recorrer su historia y descubrir rincones como la Pinacoteca “Juan Gamboa Guzmán”, ubicada en la Calle 59 por 60 y 58 en un edificio que perteneció a los jesuitas y que ahora exhibe pinturas de la época colonial al siglo XIX. Recordemos que antes de la fotografía, la pintura era el vehículo para plasmar momentos históricos y en Yucatán podremos encontrar gran parte de la obra pictórica en este espacio.

Inaugurada en 1981, la Pinacoteca cuenta con una sala para exhibiciones temporales que en este mes (septiembre) presenta “El retrato y los símbolos del poder” con una selección de 25 piezas de su propio acervo. En palabras de su director el Mtro. Eduardo Sigler Islas, la exhibición presenta cuadros de personajes reunidos bajo la temática del poder destacando los símbolos en el eje religioso como la investidura, las espadas y medallas en lo militar y  otros elementos en el ámbito civil. Es una colección que llevará a sus visitantes a apreciar el arte pictórico del siglo XVIII y XIX bajo otra perspectiva.

Si continuamos el recorrido por las salas, llegaremos a la dedicada a Juan Gamboa Guzmán (1853-1892), pintor yucateco con estudios en Francia y autor de la obra Música Celestial, considerado el mejor cuadro del siglo XIX en Yucatán, en exhibición junto con Idilio de carnaval, La unión, dibujos a lápiz y objetos personales. Esta sala también se conoce como el confesionario rojo; como dato curioso, al centro de la sala se produce un efecto de eco muy interesante, por algo era el espacio en el que los jesuitas realizaban sus confesiones.

La siguiente sala está dedicada a Gabriel Vicente Gahona “Picheta”, importante precursor del grabado en el país y maestro de Juan Gamboa. Se exhiben sus grabados, una reproducción de la revista Don Bullebulle y una prensa litográfica que se presume es la que utilizaba al ser idéntica a la que aparece en uno de sus grabados.

Para acceder a la siguiente sala es necesario subir una escalera que te permitirá apreciar un poco más del edificio y sus ventanales. Ahí encontrarás a Los mayas de bronce con más de 30 piezas realizadas por el escultor de origen austriaco Enrique Gottdiener, inspiradas en escenas representativas de los hombres y mujeres mayas, de la maternidad, de la diosa Ixchel y su obra más conocida, El Hechicero. Una exhibición que te sorprenderá.

Abierta de martes a domingo de 9 am a 5 pm, la Pinacoteca ofrece una mirada diferente al arte colonial. El costo es de $39 pesos.

Por: Violeta H. Cantarell

Con información de INAH & Conaculta