1. Recorre el único laberinto maya que sigue en pie. Lo tenemos aquí en Yucatán en Oxkintok.

2. Prueba las deliciosas empanadas de chaya en “Kinich, El Sabor de Izamal”, se cree que ellos las inventaron.

3. Después de visitar la zona arqueológica de Chichén Itzá, refréscate en la rica agua del cenote Hubiku.

4. Durante tu visita a los cenotes de Homún, date una vuelta por las grutas de Santa María, ubicadas a tres cuadras del cementerio. ¿Estás listo?

5. Participa a finales de agosto en las procesiones del Cristo del Amor en la Parroquia de San Francisco de Asís en Umán. Algunos gremios tienen más de 110 años.

6. ¡No dejes de conocer en el Centro Histórico de Mérida el Museo Macay! Al estar ahí pregunta sobre la historia del edificio.

7. La hora de consentirte ya llegó, así que ve al Spa de Hacienda Xcanatún para disfrutar de un día de relajación y naturaleza.

8. Día eco-turístico: saca tu Indiana Jones interior y descubre las Bocas de Dzilam, encontrarás manglares, cenotes y mucha fauna.

9. El verano todavía no acaba, así que dirígete a tu puerto favorito y ten los más ricos mariscos recién sacados del mar. ¡Provecho!

10. Todos los sábados de 9 am a 1 pm compra productos orgánicos, locales y caseros en el “Slow Food Market” ubicado en el Centro Comercial Colón en Mérida.

Esta entrada también está disponible en: EN