¿Te imaginas intercambiar tus votos rodeado de naturaleza en una hermosa hacienda yucateca, al borde de un cenote sagrado o teniendo de fondo una playa? Cualquier versión de boda maya contemporánea puede convertirse en realidad en Yucatán. En todas sentirás el misticismo de esta cultura milenaria así como una atmósfera única con música de caracol y tunkul, aromas a copal, flores y canela, sabores de balché, maíz y cacao…y por supuesto, mucho amor.

Este ritual simbólico y espiritual, sin carácter legal, lo puede celebrar cualquier pareja durante todo el año ya sea como primera o segunda nupcias o como renovación de votos. La ceremonia la realiza un chamán (o chamana) dibujando un círculo en el suelo con azúcar y colocando jícaras y colores para identificar los cuatro puntos cardinales: rojo al este, blanco al norte, negro al oeste y amarillo al sur. En medio se colocarán los novios vestidos de blanco, alrededor los familiares y amigos que también podrán ir con prendas en colores claros.

Se comienza invocando en maya a los cuatro elementos (agua, fuego, aire y tierra) y pidiendo permiso al plano terrenal y al celeste para realizar la ceremonia. Mientras el olor del copal y el sonido del caracol inunda el ambiente, los novios se entregan mutuamente símbolos: maíz como alimento para el cuerpo y el espíritu, cacao de prosperidad y miel de dulzura. Si así lo prefieren también anillos, pensamientos o votos y coronas de flores. Se ofrece a la pareja la bebida sagrada balché y se comparte con los asistentes. La ceremonia dura aproximadamente 45 minutos y culmina con un comida de platillos regionales para celebrar con los familiares e invitados.

Dependiendo del entorno, sea un cenote abierto o de tipo caverna, una playa o un jardín, se realiza alguna ofrenda adicional al mar o a la tierra. Si buscas un cenote como escenario, los de Homún como Chulul, Yaxbacaltún, Hool Kosom; Sac Aua en Temozón; Carlota y Azul Maya en la Hacienda Mucuyché; o Xbatún en San Antonio Mulix, resultan una experiencia mágica. El cenote en la hacienda viva Sotuta de Peón, Hacienda Chichén Resort, Hacienda Santa Cruz y las playas de Celestún ofrecen vistas inolvidables.

La boda maya se puede complementar con una ceremonia civil que otorgue validez a la unión. Actualmente existen chamanes y organizadores de bodas que se encargan de los trámites y permisos necesarios, sobre todo si se realizan en cenotes o lugares privados. Los precios varían dependiendo de las opciones que incluyan los servicios adicionales, que pueden ser un temazcal, cena romántica, masaje, hospedaje, paseos, cobertura fotográfica y de video, decoración, entre otros.

Una boda maya en un escenario natural y sagrado en Yucatán es una de las experiencias que pueden darle un significado profundo a esa unión, un “sí” que cuente con las bendiciones y fuerza mística de esta cultura milenaria.

 

Editorial por Violeta H. Cantarell
Fotografía del VisitMeridaMx con permiso para uso en medios digitales.

 

Organizadores de bodas mayas:

Hacienda Santa Cruz 
www.haciendasantacruz.com

Mi boda maya
X’men Ixchel
http://tubodamaya.wixsite.com/misitio
IG: @tubodamaya1
Cel. 9992 442649

Hotel Xixim Celestún
www.hotelxixim.com

Hacienda Viva Sotuta de Peón
www.haciendaviva.com

X-men Maya
Don Tiburcio
Cel. 9992 65 35 02

Lee más sobre las Bodas y Ceremonias en Yucatán:

 

Esta entrada también está disponible en: EN