En mi tierra yucateca te recibimos con gozo esperando ilusionado tu vestir maravilloso”, fragmento de la canción “Guayabera mía” de José Eduardo Chan Kau.

Esta prenda de vestir es la reina de la moda masculina en el Caribe, y en Tekit, Yucatán, encuentras un verdadero paraíso de fábricas de esta emblemática prenda.

Conocida mundialmente como una pieza de vestir masculina asociada a Cuba y América Latina, fácilmente identificable por sus cuatro bolsillos y dos hileras de alforzas, la guayabera se ha convertido en una prenda de moda indispensable en el guardarropa de los hombres, una regla de etiqueta para vestir en bodas y eventos sociales en Yucatán, además de una excelente opción de regalo.

Si Izamal y Kimbilá son referentes para la industria textil femenina con blusas bordadas, hipiles y ternos, Tekit lo es para las prendas masculinas como las guayaberas y las filipinas. Este municipio, ubicado a 60 kilómetros de Mérida, perteneció a la denominada zona henequenera de Yucatán y continúa en menor medida su vocación agrícola cosechando maíz, frijol, así como chile habanero y frutas tropicales como la sandía. Sin embargo, actualmente es el epicentro de la guayabera en el estado con más de 200 talleres de confección de esta prenda.

Tekit “lugar del dispersamiento”, enclavado en la zona central sur de Yucatán, tiene como vecinos los municipios de Tecoh, Homún, Mayapán, Chumayel y Sotuta. Pertenece a la Ruta de los Conventos, ya que cuenta con la capilla de San Cristóbal y el ex-convento San Antonio de Padua, construido en el siglo XVI. Cada año durante la primera semana de junio celebran una fiesta tradicional con vaquería y actividades deportivas y culturales en honor a San Antonio.

Desde los años 70 la vocación de esta localidad se transformó del cultivo agrícola y del henequén a la costura en talleres familiares que poco a poco se han convertido en medianas industrias en las que participan hombres y mujeres. Una mayoría de la población se dedica a la confección de esta prenda. Los habitantes de Tekit tienen como vocación producir y mantener esta prenda que se ha ganado la etiqueta de “tradicional” en Yucatán.

La organización dentro de un taller es altamente especializada: hay grupos de costureros, armadores (es decir quienes unen las piezas cortadas de tela), quienes ponen botones y los que brindan los acabados finales a las prendas, todo ya con la ayuda de máquinas de costura.

Recorriendo las calles principales alrededor de la plaza de Tekit, además de poder apreciar la iglesia y el ex convento en honor a San Antonio de Padua, encuentras fábricas y tiendas con una amplia variedad de guayaberas, ya sea en algodón o lino, con diversidad de colores así como de tallas. Un verdadero paraíso para comprar tantas guayaberas como puedas querer en tu guardarropa.

Además, Tekit ofrece a los visitantes varios cenotes, los más populares son Bekal y Xpakay, por su facilidad en el acceso. También hay rutas para practicar el ecoturismo, senderismo, eso sí buscando siempre el apoyo de los locales que amablemente pueden guiarte por los caminos de esta población.

Este mes no puedes perderte la Segunda Feria de la Guayabera, que se llevará a cabo del 14 al 23 de julio, 2018. En ella encontrarás 25 expositores que demostrarán porque a Tekit se le conoce como la “Capital de la Guayabera”.

Visita Tekit y llévate una guayabera, porque quien viene a Yucatán no puede dejar de comprar una guayabera, o más. También disponible en Mérida en las tiendas G. Candila.

 

Editorial por Violeta H. Cantarell
Fotografías por G. Candila Guayaberas para uso en Yucatán Today