Una de las características que unifica a las diversas culturas mesoamericanas es el panteón de dioses dentro de su cosmovisión. Entre los dioses que crearon el cosmos, el nivel terrestre y el inframundo está la serpiente emplumada, llamado «Quetzalcóatl» para los nahuas, «Kukulkán» para los mayas yucatecos, y «Gucumatz» para los mayas quiché. Y fue precisamente este dios a quien se atribuye que no hubiese una conquista en territorio maya – al momento del contacto con los europeos en el siglo XVI – como en el centro de México con los aztecas.

La tradición oral mexicana cuenta que durante los enfrentamientos violentos que trajo consigo la conquista, el dios Tezcatlipoca humilló a Quetzalcóatl, logrando que éste huyera del centro de México. En Yucatán contamos con los libros Chilam Balam, una serie de escritos mayas que llevan como título el nombre uno de sus profetas, seguido por su lugar de origen. En el Chilam Balam de Chumayel, se puede leer sobre la llegada de Kukulkán a Yucatán, coincidiendo con la fecha en la que las tradiciones mexicas hablan de la salida de Quetzalcóatl hacia el Este.

Cuando el dios llegó a la Península, las familias de los Xiu de Uxmal y la Ruta Puuc y las familias de los Itzaes de Chichén Itzá vivían en desacuerdo y estaban peleando entre sí. Kukulkán advirtió a ambas regiones de la llegada de los europeos al centro de México y de la necesidad de crear una alianza. Las familias decidieron abandonar sus ciudades y, juntos, fundar la ciudad de Mayapán: una ciudad amurallada, con alrededor de 40 cenotes, donde sus aproximadamente 10-12,000 pobladores construyeron estructuras piramidales con el diseño arquitectónico de Uxmal y de Chichén Itzá a escala menor, como se puede apreciar en el Templo a Kukulkán. La Relación de las Cosas de Yucatán del fraile Diego de Landa del Siglo XVI explica que luego de fundar Mayapán, Kukulkán eligió a la cabeza de la familia Cocom para ser el nuevo líder de la consolidación de los pueblos mayas.

Aunque las fuentes históricas, los datos arqueológicos y las leyendas no siempre concuerdan con la datación y la cronología de los sitios, es notorio que en la región maya la conquista no se dio al principio de la llegada de los españoles. Finalmente sí ocurrió, pero eventualmente, los mayas se rebelaron contra ellos, razón por la cual los mayas siguen hablando su idioma, y sus tradiciones, creencias, y cosmovisión perviven. Mayapán es un sitio que vale la pena conocer por su importancia en la historia de la cultura maya y de la unión que realizó Kukulkán.

Editorial por Andrea Medina
Fotografías por Laura Pasos para uso en Yucatán Today

Descarga el mapa de:

Lee más sobre Mayapán:

 

 

Esta entrada también está disponible en: EN