Cuando era pequeña, me gustaban las películas clásicas de los 90 sobre pasar una noche en las tiendas de decoración para el hogar. Cuando entré en Mint & Lime (menta y lima) en la Avenida García Lavín, esa fantasía de niña regresó. Mint & Lime es una marca joven de la Ciudad de México que, por primera vez, expone a nivel nacional artículos mexicanos de decoración para el hogar.

La amable gerente, Gabriela, me explicó que el compromiso de la marca son diseños 100% mexicanos, máxima calidad, además de una experiencia de compra personalizada.

Mientras escuchaba, tramaba un plan en secreto. Cerrarían pronto la tienda y yo fingiría que me había ido. Pero tan pronto como Gabriela saliera, cerraría las persianas y comenzaría mi fantasía de pasar una noche fuera de casa, sin duda la más sensacional de toda mi vida. Primero pondría algo de magia y química con difusores de aromaterapia y velas, rodeándome en una mezcla meditativa de fragancias florales y herbales. Entonces, me caería dramáticamente en la deliciosa suavidad de la cama de exhibición, rodeada de diseños originales.

Gabriela explicó: “Diseñamos todo lo que necesita tu hogar, desde sábanas y juegos de cama hasta manteles, frazadas y cojines. Inclusive contamos con una cuna de bebé que se convierte en cama. También ofrecemos una fabulosa selección de telas para

tapizar muebles y confeccionar cortinas o manteles”.

Silenciosamente pensé: “Voy a tener que embarazarme pronto”, porque no puedo vivir más sin ver a un recién nacido envuelto en esas sábanas deliciosamente suaves con estampados de oso.

La mesa de la cocina estaba situada como una modelo para mis fotos, y cuando todo el mundo se hubiera ido, sacaría mágicamente una botella de vino espumoso de la bodega invisible y me pondría un delantal impreso con la receta de “cochinita pibil” o “sopa de lima”, parte de una línea de ropa de cocina inspirada en Mérida.

Hablamos de mezclar y combinar y Gabriela sacó algunos ejemplos de muestras de tela, y fingí que era una recién casada. Aunque cada tela es perfecta, no tuve problemas para decidir qué patrones y texturas funcionan mejor para mi pequeño hogar inicial. Todas las texturas y estampados tropicales, por favor.

Miré las etiquetas de precio cuando Gabriela no estaba mirando, derrotada prematuramente, luego sentí que corazones salían de mis ojos como un emoji de cara redonda cuando me di cuenta, “¡Espera! ¡Puedo pagar esto!”

Después de nuestro prolongado recorrido por la tienda, regresé a la tierra y terminé comprando una almohada para mi novio y un trapo de cocina para mi mamá que ama las margaritas y dice: “Cuando la vida te da limones, pide sal y tequila“. Añadí un edredón cubierto con “milagritos para el amor” mexicanos clásicos a mi lista de deseos mentales, y agradecí a Gabriela.

Al salir de la tienda, quedé encantada, porque Mint & Lime crea una experiencia de compra con conciencia social y abre un nuevo espacio para apoyar a los diseñadores y artesanos mexicanos. Antes, las opciones de compra de ropa de cama y decoración del hogar en Mérida se limitaban a los grandes centros comerciales, donde se importan la mayoría de los productos. En solo dos años, Mint & Lime ha recorrido el país, y esta fanática de su propuesta no tiene dudas, la marca pronto se hará presente en las casas en todo el mundo.

 

Mint and Lime
Av. Andrés García Lavín x Av. Cámara de Comercio
Glorieta “El Pocito”
Col. San Ramón Norte, Mérida
Tel. (999) 948 9662
Instagram: @mintandlimemx
Facebook: Mint & Lime

Editorial por Amanda Strickland
Fotografías por Mint & Lime y Loboluna Producciones para Yucatán Today.