Hay algo de otro mundo sobre El Corchito, la reserva ecológica ubicada a las afueras de Progreso. Para empezar, está oculta a simple vista y es completamente inaccesible, excepto por lancha. La luz aquí particularmente me sorprende: todo tiene un resplandor verde debido a la forma en la que el sol se abre camino a través de los altos manglares.

Una vez que hayas localizado el embarcadero (¡no temas, los detalles están abajo!), lleva contigo repelente de mosquitos y una botella de agua y toma el paseo de cinco minutos en lancha través del agua. Al entrar a la reserva, observarás a los coatíes (tejones) que vienen a saludarte y de inmediato entiendes por qué hay una regla de “no darles de comer”.

El Corchito tiene tres cenotes al aire libre y es un excelente acercamiento para las personas que no están totalmente convencidas de estar listas para cenotes más grandes, profundos y mucho más grandiosos. Aquí puedes pasar el rato nadando, o simplemente relajándote y disfrutando de la tranquilidad de la reserva. El cenote más pequeño es lo suficientemente bajo para que cualquier adulto pueda mantenerse de pie. El segundo, Cenote El Corchito, es más profundo y grande; y el tercero, Cenote Pájaro, se ve como un pequeño lago.

Mientras recorres los senderos, muy bien cuidados, entre los árboles, observa la vida silvestre. Aparte de los coatíes y mapaches que siempre querrán saber si les has traído algo para comer, es probable que veas tortugas, todo tipo de aves, peces e incluso un pequeño cocodrilo o una serpiente.

La mejor manera de disfrutar El Corchito es llegar a las 9 am, cuando sus puertas (metafóricas) se abren. No hay nada como ser una de las primeras personas en el sitio, apreciar la quietud total antes de que lleguen los demás y comience el bullicio del día. Tómate un momento para pararte en uno de los pequeños puentes y respira tranquilamente antes de decidir en cual cenote te gustaría iniciar.

Bajando por el Cenote Pájaro, el más grande de los tres, puedes comprar agua y alquilar flotadores de caucho, en caso de que desees flotar hasta la mitad del cenote y simplemente ‘estar ahí’ o si tus hijos (o tú, por supuesto) quieran chapotear alrededor.

Claro que no todo es serenidad y respiración profunda. Este es un lugar bastante popular para los locales (así es como te enteras que es bueno)  y se vuelve más concurrido conforme avanza el día. El sitio es lo suficientemente grande como para que siempre puedas encontrar un lugar tranquilo, si eso es lo que estás buscando; o si, como yo, tienes niños y no quieres preocuparte por el ruido que hagan. Este es un gran lugar para todos, con una excelente ubicación. Los niños pasarán momentos fabulosos, al igual que todos los demás que lo visiten.

El Corchito
9 am – 4 pm
Calle 27 en la glorieta con Calle 46, Progreso
Adultos y niños extranjeros: $90 pesos. Adultos nacionales: $45 pesos. Adultos tercera edad y niños nacionales: $35 pesos,

Editorial por Cassie Pearse
Fotografía por Cassie Pearse y Julio Marín

 

Esta entrada también está disponible en: EN