grackle

Quiscalus mexicanus, X-kau (Maya)

Cuando me escapé a la casa de invierno de mis padres en Florida durante mis vacaciones universitarias, disfruté del trinar los cantos y silbidos del zanate en nuestro patio trasero. Esos sonidos eran sinónimo de vacaciones y calidez.

Durante mi primera visita a Mérida, oí los sonidos familiares de esos pájaros negros con tamaño de cuervo otra vez. Maravillosos recuerdos inundaron mis sentidos. Después de mudarme a Mérida, me enteré que estos cantos de pájaros fueron producidos por un zanate un poco más grande, primo cercano de la familia del zanate de Florida.

Los machos adultos son más grandes y negros con plumas iridiscentes en tonos púrpura-verde, a diferencia de las hembras marrones más pequeñas. Además, los machos tienen distintas colas, en forma de cuña que yo llamo «acuñado.» Ambos sexos tienen los ojos amarillos, excepto el joven que tiene ojos marrones y un aspecto similar al de la hembra.

Cualquiera que recorra Paseo de Montejo, nuestra gran avenida de Mérida, puede escuchar estos ruidosos juguetones por las calles arboladas o verlos en busca de comida en el césped de los hoteles. Lanzarse a la plaza grande u otros parques al amanecer o al atardecer, y una continua desentonación explotará a sus oídos. ¿Por qué están allí? Las ruidosas bandadas de plumaje se reúnen por la noche en los árboles. Por las mañanas, las bandadas más pequeñas se separan y dispersan para sus actividades diarias, especialmente la búsqueda de comida.

Muchas pasan por Costco esperando migajas. Estos alimentados oportunistas son conocidos por comer insectos, frutas, semillas, granos, ranas, peces, e incluso huevos y polluelos de aves. Sin embargo, he visto zanates cola grande comiendo tortillas, hot dogs, pan y otros alimentos que la gente les tira.

A pesar de ser una criatura de humedales y bosques bajos, se ha adaptado a vivir en las zonas agrícolas, pueblos y aldeas. En la década de 1880, esta especie gregaria iba de México hasta Venezuela y Perú. Ahora, como uno de los pajaritos bulliciosos más rápidos en expanderse, llegan a criarse casi hasta la frontera con Canadá. ¡Vagabundos errantes van de la Columbia Británica a Nueva Escocia!

Durante la temporada de cría, el zanate cola grande macho alfa defiende su harén de hembras de otros machos y realiza casi el 90% del apareamiento. En Yucatán, yo lo llamaría el Seductor del Caribe. Sin embargo, parece que alrededor del 25% son chicas del Seductor. Las hembras pueden aparearse con machos de menor rango cuando comen fuera de su harén defensor.

Algunas veces, cuando los machos se paran o posan juntos, sus picos apuntan hacia el cielo. ¿Están en busca de depredadores o solo miran el cielo? No, la posición de pico hacia arriba es una señal de peligro de agresión, especialmente durante la temporada de apareamiento, o cerca de fuentes de alimento.

A pesar de la Península de Yucatán no tiene cuervos o grajos, los vecinos llaman a este pájaro el Cuervo mexicano o X-kau (maya). En México, se llama Zanate. Una leyenda dice que el Zanate robó siete canciones de una tortuga marina. Las canciones representaban siete pasiones: el amor, el odio, la alegría, la tristeza, el miedo, el coraje y la ira.

En Mérida, yo escucho todas estas canciones tan escuchadas de más de cuatro y veinte pájaros negros adornando el cielo.

Escucha el ruidoso coro: http://macaulaylibrary.org/audio/12632

Las maravillas de la naturaleza inspiran a Cherie Pittillo, una fotógrafa de la naturaleza, zoóloga y autora. Siga su amigable viaje de plumas mientras descubre las aves de la Península de Yucatán.

Editorial y fotografía por Cherie Pittillo para uso en Yucatán Today

Lee más sobre las Aves de Yucatán:

Esta entrada también está disponible en: EN