¿Te has fijado que cada 2 de febrero casualmente Mérida se llena de tamalitos? Esto es porque en esta fecha se celebra en México el Día de la Candelaria. Se trata de un festejo que comparten los practicantes de la religión Católica, pues es el día en el que los creyentes llevan sus velas y figuras del Niño Dios a bendecir a la iglesia. El Día de la Candelaria se cumple a los 40 días del nacimiento de Jesús.

Además de comer tamales, otra de las tradiciones del Día de la Candelaria es vestir a la figura del Niño Jesús con un atuendo especial en este día por lo que en los mercados se pueden encontrar muchas variedades y diseños de sus vestimentas. Sin embargo, esta tradicional fiesta también se relaciona con la presentación del Sol de los mexicas, o el inicio del Atlcahualo (la temporada de siembras), y se bendecía el maíz que luego se sembraría para obtener buenas cosechas durante el nuevo año. Hoy en día, debido al sincretismo entre las tradiciones prehispánicas y el catolicismo, en esta festividad se comen tamales y se prepara chocolate caliente para compartir junto con la familia, amigos y vecinos para celebrar.

Algo curioso que probablemente no sabías, es que quien encuentre una figurilla del niño Jesús en la rebanada de rosca, que se suele comer en familia o entre amigos en el Día de Reyes (6 de enero), es quien tiene que invitar los tamales el Día de la Candelaria. Así que si recuerdas haber encontrado esta figurilla hace más o menos un mes… sí, tú tienes que poner los tamalitos.

Los tamales en Yucatán son un poco diferentes a los de otras partes del país. Aquí, los tamales locales se llaman “vaporcitos” y esto se debe a que son envueltos en hoja de plátano y cocidos al vapor. Suelen estar rellenos de pollo, puerco o pavo. Igual puede ser que te encuentres con los “tamales colados”, cuya masa se cuela para obtener una textura más suavecita y también se cocinan al vapor envueltos en hoja de plátano. Estos tamales se suelen rellenar con pollo, así que posiblemente si eres vegano o vegetariano este día tengas que llevar tu propio lunch.

Esta celebración se lleva acabo desde hace años en otros países como España, Argentina o Italia. En Mérida, el templo que tiene como santa patrona a la Virgen de la Candelaria se encuentra en Calle 67 x 64 Centro, pero también es muy concurrido el barrio de la Candelaria en Valladolid, a unas dos horas de Mérida. Desde media mañana hasta la noche se ve el desfile de figuras del Niño Jesús con sus diferentes atuendos, siendo llevadas por las familias a las misas para ser bendecidas. Así que esta es una gran oportunidad para acercarte un poco más a la rica cultura mexicana y aprovechar también para deleitarte con un rico chocolate caliente y unos tamalitos en la kermés de la iglesia.

Editorial por Valentina Álvarez

Esta entrada también está disponible en: EN