Los habitantes mayas modernos de la lejana Yaxhachén mantienen muchas de sus formas tradicionales de vida. Sobreviven como pequeños agricultores, los hombres cultivan miel y trabajan en pequeñas granjas llamadas “milpas” para cosechar maíz, frijol y calabaza en forma artesanal. Las mujeres bordan “hipiles”, vestidos tradicionales con flores y colocan en sus patios macetas con plantas de hierbas, cocoteros y crían pollos, pavos y cerdos. Recolectan el maíz fresco y lo llevan en sus cabezas en palanganas de plástico a los molinos locales para molerlo, volviendo a casa para cocinar sobre carbón y leña.

Don Tránsito, ahora de 80 años, comparte la historia de la fundación de Yaxhachén que se ha transmitido de boca en boca. Su abuelo, como tantos otros, vivió y trabajó como “esclavo” en la cercana Hacienda Santa Rita. En la búsqueda de una vida mejor, muchos de los hombres llevaron a cabo misiones para encontrar una fuente de agua y alrededor fundar un nuevo hogar como hombres libres alrededor de ella. A diferencia del norte del estado, la región Puuc está muy por encima del nivel del mar, lo que hace que los cenotes y las fuentes naturales de agua dulce sean escasos.

Los fundadores aventureros localizaron una corriente de agua dulce a unos 80 metros debajo de la superficie en el corazón profundo de una cueva oscura. Ataron las escaleras de madera en forma de zig-zag, y llevaron el agua en cuencos de cerámica atados a la espalda a la luz de las antorchas. Desde este comienzo humilde, la comunidad ahora tiene casi 2,000 habitantes y orgullosamente se hacen llamar el último pueblo de Yucatán.

Visita Yaxhachén y sumérgete en la historia y cultura de Yucatán. Prepárate para un recorrido por la milpa con Oliberto, y aprende sobre las antiguas técnicas del cultivo del maíz sagrado. Debido a la falta de tecnología de riego moderna, cada parte del ciclo de vida del maíz requiere cuidados especiales y, en última instancia, la bendición del antiguo dios maya de la lluvia, “Chaac”. A principios de septiembre, si las lluvias aún no han caído, puedes ser parte de una ceremonia maya tradicional destinada a pedir bendiciones de lluvia a Chaac.

Después del recorrido por la milpa, regresa al pueblo, cosecha maíz con las manos y aprende el paciente arte de hacer tortillas. Siéntate en el pequeño banco de madera junto a Doña Irma en su casa, repitiendo las frases melódicas mayas que ella te enseñe. Mide la cucharada perfecta de masa de maíz con las puntas de los dedos y gírala en forma de bola en la palma de la mano. Coloca la bola de masa en la hoja de plástico del tamaño de una tortilla y lentamente, en un movimiento circular y rítmico, aplaste el disco plano en una tortilla. Mira a Doña Irma mientras tiernamente voltea las tortillas en el comal caliente con sus dedos sin protección alguna. Saborea tu creación recién salida del fuego, disfrutando la calidad del maíz con solo una pizca de sal y limón recién exprimido.

Conocerás a Mariela, la famosa “huesera” del pueblo, o médico de huesos, que recibe pacientes de todo el sur de México. Su regalo fue transmitido a través de su familia, y ella trata a los pacientes en un tapete de yoga en el piso de su casa estilo tradicional con techo de paja. Acostada en el piso, es sumamente poderosa la fuerza que sientes de sus pequeñas manos. Aunque nunca ha recibido capacitación médica oficial, Mariela cura enfermedades de por vida y lleva consigo el don de sabiduría y experiencia generacional.

La mejor forma de sumergirse en excursiones culturales en los cerros  del sur de Yucatán es contactarse con Gerardo en el Centro Arqueológico Millsaps Puuc (MPARC) en Oxkutzcab. En lugar de tours guiados por guías, MPARC ofrece recorridos especializados realizados por arqueólogos y antropólogos culturales, creando experiencias auténticas que acortan el espacio de tiempo entre los mayas antiguos y modernos.

FB: MPARC Oxkutzcab Pro Cultura Maya del Puuc
Confirmar * 9991739710 *

Recomendación exclusiva:
Combina tu viaje a Yaxhachén con una aventura en la reserva biocultural y el sitio arqueológico de Kaxil Kiuic, uno de los sitios arqueológicos y proyectos de conservación de jaguares mejor investigado de Yucatán. Pónte en contacto con MPARC para más detalles.

Escrito por Amanda Strickland
Fotografías por Oscar Estrada