7 am. Me acompaña un buen café para el viaje de poco más de una hora hacia la costa yucateca. Salgo de Mérida rumbo a Progreso y de ahí al destino final, San Crisanto, tierra de palmeras, manglares y mucho coco.

Elijo manejar por la costa y disfrutar la amplia carretera y la hermosa vista con verde abundante en la vegetación y el cielo de un azul tan claro que parece un lienzo pintado a mano. En el camino entre Progreso y San Crisanto veo secciones con ciénega y manglares a los costados de la carretera. Paso por la reserva El Corchito, las casas veraniegas de Chicxulub Puerto y Uaymitún (con sus particulares nombres y señalizaciones) hasta llegar a una desviación hacia Xcambó, la primera parada.

Durante el verano, las familias yucatecas que cuentan con una casa en la playa se trasladan para disfrutar las vacaciones. También hay casas en renta por día o semana. En ambos casos las entradas o “calles” para ubicarlas responden a nombres o apellidos de la familia, apodos, acrónimos… resultando en títulos muy peculiares. Suelen identificarlos con el número del kilómetro en donde están ubicados, y con motivos marinos, placas, uno que otro tiburón a escala, entre muchas figuras que podrás apreciar si manejas por la costa. 

 

X’cambó, “lugar de trueques”

Este sitio arqueológico, pequeño en extensión, debe su nombre “lugar donde se realizan trueques” a la importancia comercial que tuvo para los mayas por el comercio de la sal.

Recomiendo iniciar aquí el recorrido para aprovechar al máximo las horas de la mañana, ya que está abierto desde las 8 am. Puedes apreciar algunos montículos esperando ser descubiertos entre los árboles y un edificio principal al que se puede subir para tener una vista aérea única. Una pequeña capilla dedicada a la Virgen, de construcción más reciente, sincretiza la religiosidad maya antigua con la actual.

Es el lugar ideal para despertar tus habilidades de explorador, apreciar la naturaleza, disfrutar el paisaje y tomar energía para una jornada llena de sorpresas. Si tienes suerte podrás ver algún tejón cruzando en el camino de acceso. Cuenta con parador y baños.

 

 

Playas de Yucatán

X’tampú, charcas rosadas de sal

¿Has visto fotos de lagunas rosadas en Yucatán y te preguntas dónde es? Pues aquí puedes tomarte la tuya y compartirla. Este sitio ubicado a escasos metros de X’cambó, está dedicado al cultivo de la sal mediante charcas que adquieren ese peculiar color rosa, tal como sucede también en Las Coloradas.

Está dirigido por una cooperativa integrada por pobladores de Dzemul, quienes con gran amabilidad, realizan para los visitantes un recorrido guiado por las charcas compartiendo los detalles sobre el proceso de cultivo, secado y cosecha de sal. Al finalizar puedes adquirir sal fresca en grano y, por supuesto, tomarte todas las fotos que quieras con fondo de laguna rosada. No está permitido ingresar a las charcas o nadar en ellas.

Continúo el recorrido retomando la carretera costera hacia Telchac Puerto y en media hora llego a San Crisanto.

 

San Crisanto, naturalmente coco para ti

Lo primero que debes hacer al llegar a San Crisanto es adquirir tus boletos, $60 pesos por persona, para realizar el paseo en el manglar que finaliza en el ojo de agua dulce refrescante, una elección de la que no te arrepentirás. En barcas impulsadas a mano, con máximo cuatro personas, el guía te va llevando por mangles rojos y blancos, en un recorrido de ida de aproximadamente 30 minutos hasta el ojo de agua cristalina lista para que nades un poco. De regreso estarás listo para ver coco, comer coco y usar coco.

San Crisanto es un proyecto sustentable que reúne a los pobladores en actividades turísticas, artesanales y de conservación. Tienen como valores conservar el medio ambiente, apoyar a la comunidad y desarrollar la economía local solidaria manteniendo la responsabilidad social. En el ejido ofrecen el servicio de paseos en el manglar, balneario, cabañas y tours. Desde el 2002 realizan el Festival del Coco para promover el principal producto de la zona y los atractivos turísticos.

El Festival del Coco celebra su edición no. 15 del 25 de julio hasta el 4 de agosto de 2019 con eventos artísticos, culturales y sobre todo muchas artesanías y productos elaborados a partir del coco. Con acceso gratuito para los visitantes, su cartelera incluye noche de vaquería, jarana, trova, teatro para niños, entre otros. Su principal atractivo, el coco, se luce en artesanías, joyería, dulces, comida, bebidas y todo lo que puedas imaginar reunido en la explanada del atracadero. ¡Asiste y apoya a estos artesanos y productores locales!

Con tus compras listas seguramente tendrás hambre, en San Crisanto el pescado y los mariscos son frescos, preparados al instante.

¿Ganas de playa? Dedícate a disfrutar del sol y la arena en sus playas cristalinas en el balneario a un kilómetro antes del centro de servicios. Puedes pasar el resto de la tarde. Un lugar familiar con palapas para que termines un día meciéndote en una hamaca yucateca…¡todo un privilegio! (Km. 48)

Si deseas pasar la noche, no dudes en hospedarte en las cabañas ubicadas un kilómetro más adelante, disponibles previa reservación en el ejido. Tienen todas las comodidades que necesitas para una noche de pura naturaleza bajo un cielo estrellado, como los que te enamoran de Yucatán. (Km. 49)

 

Editorial por Violeta H. Cantarell
Fotografía de Violeta H. Cantarell, Coox Mayab y Yucatán Today para uso en Yucatán Today

 

 

Directorio de servicios

X’cambó

Costo de acceso: $35 pesos, abierto todos los días, de 8 am – 5 pm

X’tampú

Abierto todos los días, de 8 am – 5 pm

San Crisanto

Cel. 9911 05 37 10
Tel. (999) 926 0236
[email protected]

Hospedaje K’anab-Nah
Incluye cama, ventilador, energía eléctrica, 4 personas máximo
Entrada 2 pm, salida 12 pm. Costo: $900 pesos por cabaña

Paseo en el manglar
Costo: $60 pesos por persona
Todas las lanchas son impulsadas a mano, sin motor, recorrido aproximadamente 90 minutos, máximo 4 personas por embarcación, todos los días de 9:30 am – 3:30 pm

Balneario Sac-Há
Pasa día: $50 pesos por persona. Pernocta acampando: $100 pesos por persona.
Cuenta con servicio de baños y regadera, vigilancia, palapas y estacionamiento.
Abierto de 10 am – 5 pm

Observación de aves
Para grupos de 6 a 12 personas durante 4 horas, con guía y comida.

Paseo nocturno en el manglar
A partir de 7 pm, $120 pesos por persona, todos los días, previa reservación.

Artesanías
Sabuka’an Tuk
Rudy Crespo
Cel. 9911 00 26 59

Restaurantes

La Palapa
FB: La Palapa San Crisanto

Delfines
FB: Restaurante Los Delfines San Crisanto

Cómo llegar

Desde Mérida: en autobús Noreste, Calle 67 y 50. En automóvil vía costera, tomar carretera a Progreso y continuar rumbo a San Crisanto.
Desde Progreso: en autobús costero, salida 8 am y 2 pm.

Esta entrada también está disponible en: EN