San Antonio de Padua es uno de los santos más conocidos y populares, sobre todo entre las mujeres que recurren a él con fervor para peticiones de pareja principalmente. También es una figura emblemática para los matrimonios y patrono de los franciscanos.

Su historia es bastante particular, consagrado desde pequeño a la religión. Fue sacerdote de la orden franciscana y destacó por su extraordinaria memoria y sus poderosos sermones de evangelización; incluso llegó a predicar ante animales. Se cuenta que un día se dirigió a los peces desde la orilla de la playa y éstos se congregaron a su alrededor; por eso también se le considera patrono de los animales domésticos y de los pescadores.

En la cultura popular se le invoca a lo largo de todo el año, pero la fiesta oficial es el 13 de junio y es celebrada con novenas (rezos que se realizan durante nueve días), misas y verbenas populares en las que se ofrece venta de comida como tamales, marquesitas y muchas delicias de la gastronomía local, además de organizarse otras actividades en todos los lugares donde se venera a este santo popular. Ese día las mujeres solteras suelen portar una imagen del santo, conocido también como el santo de las mujeres solteras o santo para casarse, y solicitar con mucha fe su intervención para conseguir un futuro esposo. Como dato curioso, hay muchas representaciones del santo del matrimonio que lo colocan de cabeza como “castigo” por no cumplir con la búsqueda de novio.

En Yucatán los festejos para celebrar a San Antonio cobran gran relevancia. Se realizan actividades religiosas como misas y peregrinaciones de los gremios hacia las iglesias. Particularmente llama la atención lo que se conoce como “bajada del santo”, una semana antes del 13 de junio en Chemax, Tinum, Oxkutzcab, Izamal entre otros municipios que lo veneran. Se realiza una ceremonia religiosa para tomar la imagen del santo y que cada gremio realice las peregrinaciones por las calles con música, flores y voladores. El día 13 se realiza la subida del santo, es decir, el último gremio entra a devolver la imagen a la iglesia con una misa a la que acuden los fieles seguidores, concluyendo las ceremonias religiosas.

También se realizan bailes populares de luz y sonido con presentaciones de grupos con música en vivo en el que se reunen los pobladores y visitantes de localidades cercanas. Particularmente se vive una gran fiesta en Chemax celebrando a San Antonio de Padua que se extiende por dos semanas. La iglesia principal está dedicada a este santo y todos los días hay celebraciones religiosas. Además, se realiza una feria en la que se corona a una reina, quien será la encargada de encabezar las actividades como vaquerías y festejos.

En Oxkutzcab también destacan los gremios de panaderos, comerciantes y agricultores, que veneran al santo con peregrinaciones llenas de colorido, estandartes especialmente bordados para la ocasión; y toda la gente ataviada con el traje regional especialmente adquirido para estos festejos.

San Antonio, un santo muy popular y milagroso, que ha conjugado festejos llenos de colorido, alegría, fiesta y devoción.

Festejos de San Antonio
Mérida: iglesias de Granjas, San Antonio Kaua, San Antonio Cinta
Yucatán: Chemax, Izamal, Tekit, Tepakán, Tunkás, Ticul, Tinum, Oxkutzcab, Ucí

Por: Violeta H. Cantarell