Las puertas abiertas de Animaya me invitan a entrar a este parque de la ciudad (la entrada es gratuita), conduciéndome directamente a su estela monumental. Las inscripciones grabadas al estilo de los antiguos jeroglíficos mayas adornan el enorme monumento, y además cuentan una historia sobre el árbol de la vida y el lugar que los animales tienen en la Tierra. En la antigua arqueología maya, las estelas eran losas de piedra mucho más pequeñas colocadas al frente de los edificios importantes para registrar las hazañas heroicas de los gobernantes.

En Animaya, la estela se amplifica en tamaño y funciona como un marcador que los visitantes pueden apreciar desde cualquier parte del parque. Desde abajo del monumento, siento el poder de la historia que se erige sobre mí, y cuando subo por el ascensor a la cima, veo el futuro extendiéndose en la creciente metrópolis que es Mérida.

Un lago grande y admirable forma un oasis dentro de un pastizal de estilo safari donde conviven muchas especies de animales salvajes, separados en grupos de acuerdo a la región: africanos, americanos y euroasiáticos. La pista para caminar, de varios kilómetros, recorre esta zona safari, y ahí los visitantes pueden ver a los animales desde infinitos puntos de vista y perspectivas. Vi a un par de cebras que se hicieron amigas de una cabra solitaria, y pude imaginarme lo difícil que sería para una persona montar un emu.

Jardines botánicos, pavos reales y senderos ocultos que conducen a estanques secretos y leones perezosos se suman a la mística de esta experiencia salvaje. Los creadores de Animaya combinaron la idea de un parque público con un zoológico para crear un espacio relajante y amplio en el que puedes pasear tranquilamente o hacer ejercicio. El parque rompe los estereotipos que sueles encontrar en los zoológicos típicos: cero filas, sin multitudes y animales cuentan con mucho espacio para pasear y jugar.

Llega entre las 10 am y las 4 pm  para poder tomar el recorrido safari o dar un paseo en un catamarán en el lago ($5 pesos por persona). Lleva bocadillos para disfrutar un picnic en un banco del parque o en las mesas. Animaya da la bienvenida a toda la familia, pero también ocupa un lugar destacado en mi lista de sitios ideales para citas. Planea durante varias horas actividades como lecturas o convivencia con la naturaleza, ya que el parque tiene muchas maneras de hacer que pierdas la noción del tiempo.

Martes – domingo / Tuesday – Sunday, 6 am – 6 pm
Calle 60 #866 x 95
Ciudad Caucel, Mérida
www.merida.gob.mx/animaya

Por Amanda Strickland