La magia de Yucatán radica en descubrir y visitar comunidades poco conocidas que guardan historias actuales y antiguas; y atractivos culturales, arquitectónicos y gastronómicos. Ese es el caso de Acanceh, ubicado a 28 km de Mérida, que conjuga elementos de tres culturas: prehispánica, colonial y moderna.

Acanceh te recibe en la desviación por la carretera principal (Mérida – Chetumal) con un arco en piedra con grabados de venado y el significado de su nombre, gemido de venado. Es paso frecuente para quienes se dirigen a los cenotes de Cuzamá y Homún, y también como primer punto a visitar en la Ruta de los Conventos.

Al llegar a su plaza principal te encuentras una escena de contrastes: al frente una iglesia colonial dedicada a Nuestra Señora de la Natividad; a un costado, en una de las calles principales, una edificación maya con mascarones, la Pirámide; al lado, la capilla dedicada a la Virgen de Guadalupe; y junto a la iglesia el mercado municipal y edificaciones contemporáneas. De ahí viene el nombre de plaza de las tres culturas. Hoy día puedes tomarte una foto con el nombre en coloridas letras y de fondo la pirámide.

La iglesia principal es de tipo colonial con influencias franciscanas construida en el siglo XVI; destaca por su color amarillo, sus dos campanarios y un reloj al centro. Al lado se ubica el mercado que es visitado frecuentemente por paseantes que aprovechan disfrutar todo lo que se conoce como “antojitos”, así como frutas y aguas frescas.

Cruzando la calle puedes conocer la capilla: sus escaleras recuerdan la entrada al convento de Izamal; en sus paredes interiores hay ilustraciones de pasajes bíblicos y religiosos y un pequeño altar con una imagen de la Virgen de Guadalupe. A un costado está la Pirámide, que destaca por sus grandes mascarones ubicados en las esquinas de la plataforma de poco más de un metro a la que puedes acceder por sus escaleras metálicas, con una cuota de recuperación.

Esta cuota también incluye el acceso al Palacio de los Estucos, ubicado a cuadra y media del mercado. De mayor altura, requiere un poco de esfuerzo físico al subir ya que no tiene escaleras, pero la recompensa viene cuando ves los fragmentos de jeroglíficos rojos de figuras humanas mezcladas con animales. Se cree que todo el edificio contó con representaciones y glifos.

De regreso al parque rodeado por seis arcos estilo maya, en el centro hay una réplica de la pirámide con un venado. No te pierdas algunas casas coloniales que aun se conservan en las calles principales. Acanceh: una población en la que podrás vivir la magia del pasado y el presente.

A 30 minutos de Mérida en carretera a Chetumal.
Transporte público: autobús en Terminal Noreste (67 x 50 y 52): $23 pesos;  combi (69 x 54 y 56, Mercado San Benito): $22 pesos.
Cuota de recuperación y horario para el sitio arqueológico: $45 pesos, 8 am – 5 pm todos los días. Domingos acceso sin costo para mexicanos.

 

Editorial por Violeta H. Cantarell
Fotografías por Yucatán Today y Violeta H. Cantarell para uso en Yucatán Today

Descarga el mapa de: